Cocinas negras

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
fotos_cocinas_murelli_11232017_028

Las cocinas negras llegaron hace poco como tendencia con un futuro muy prometedor. El negro y su paleta de colores derivados vinieron para quedarse pero, ¿sabes cómo usarlo para lograr un resultado elegante y sofisticado?

Durante años han predominado en la decoración de nuestras cocinas los colores claros armonizados con madera y emulando un estilo nórdico. Con el tiempo, esto ha cambiado y ha ido evolucionando hacia una paleta mucho más oscura. Los interiores han comenzado a vestirse de tonos intensos, llamativos y atrevidos. Eso sí, las cocinas blancas no se quedan atrás, pero ya no serán las únicas.

El empleo de estas tonalidades puede representar una de las acciones decorativas más acertadas para incluir en un espacio como tu cocina. Pero has de saber cómo combinarlo para no conseguir que esta estancia cobre un sentimiento de agresividad, tristeza o pesimismo.

Defiéndelos de manera impecable para que luzcan en todo su esplendor y garanticen un equilibrio con el resto de los elementos. Esto último es muy importante en un momento en que la cocina es el corazón de la casa, adquiriendo más presencia y protagonismo que nunca, y siendo el lugar de reunión de toda la familia. 

Si eres amante del negro y los colores oscuros, desde Murelli Cucine te traemos consejos para conseguir una cocina oscura de diseño única.

Escoge el tono que más se adecúe a ti

Existen multitud de negros entre los que podrás elegir: azul muy oscuro, antracita o el negro más puro, son algunas de las opciones que más se solicitan. Para tu elección, lo mejor es hacerse con unas muestras cromáticas y probarlas in situ junto a accesorios, electrodomésticos y muebles auxiliares.

Dependiendo de la luz que entre en la estancia, los espacios que se encuentren alrededor o tus propias preferencias personales, te interesará un tono u otro.

También puedes seleccionar el acabado que más te interese: mate o con brillo. Entre las últimas tendencias, el color negro liso mate ha cobrado un protagonismo brutal, siempre y cuando contenga un acabado con tratamiento antihuella para que no sufras con la limpieza. Además de quedar increíble en cuanto a diseño se refiere, esta posibilidad te ofrece mantener la cocina en perfecto estado aún con el uso.

Juega con la iluminación

Como hemos comentado antes, las cocinas negras pueden llegar a tener mucha personalidad, pero has de tener en cuenta algunos factores como la iluminación para que no transmita un aire demasiado tétrico y oscuro.

Compensa el ambiente incluyendo detalles que aporten resquicios de luz. Si tienes un ventanal, nosotros siempre somos partidarios de sacarle el máximo provecho, dejando que entre la mayor cantidad de luz natural posible.

Por el contrario, puedes incluir luces led. Instala tiras de pequeños focos en los muebles e intenta colocar una vitrina, que al ser iluminada dará un efecto visual aún más agradable. En el techo, haz por situarlos estratégicamente para conseguir llenar toda la estancia de luz. 

Pretende aligerar la zona superior evitando colocar armarios altos. Es una buena solución para una cocina de color negro debido al peso visual que ya contiene dicha tonalidad.

Otro método para lograr mayor iluminación, es la inclusión de detalles en tonos brillantes que contrasten, como el metálico o el oro. Son una mezcla elegante y sofisticada que además regala una iluminación cálida. Para darte un ejemplo, no te costará combinar en una cocina negra la grifería y los pomos en el mismo acabado con un tono cobre o dorado. ¡Dará una nota diferenciadora y luminosa!

Fotografia Profesional creada por Ad & FANCY

Combinación con blanco

El impacto que logra la fusión del blanco y el negro es muy real. Por algo se suele decir que  los opuestos se atraen y, en este sentido encajan a la perfección. Puede suponer una muy buena opción si no te quieres comprometer mucho con los tonos oscuros. Es una fórmula intermedia que sigue transmitiendo amplitud y luz al mismo tiempo que vanguardia y elegancia. 

Puedes optar por pintar las paredes y los techos de blanco. De este modo, rebajarás la sensación de escasez de espacio, suponiendo una gran solución para cocinas pequeñas.

Otra sugerencia, es instalar sobre tu cocina negra una encimera blanca: un salpicadero blanco, o una combinación de muebles en dos tonos, son otras ideas usadas en las cocinas blancas y negras. En definitiva, la unión de gama de colores claros y oscuros, contrastan y dialogan al mismo tiempo.

Si estás planteándote el negro como color principal de tu cocina, este es el momento para hacerlo. No tengas miedo de arriesgar y ten en cuenta estos pequeños tips a la hora de decorarla. ¡Quedarás encantado!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

© 2021 MURELLI CUCINE S.L. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.