Cocinas creadas a raíz de colores oscuros

Las cocinas oscuras, es una de las tendencias que más destacan a la hora de decantarte por el diseño de esta estancia. Bien sabemos que durante años han predominando, y lo siguen haciendo, los colores claros combinados con madera derrochando un estilo nórdico por sus cuatro costados.

Actualmente esto ha cambiado, y lo que antes era un rechazo absoluto hacia los colores oscuros en cualquier estancia del hogar, ya no es así. Ahora las cocinas oscuras han evolucionado hasta posicionarse como una de las principales opciones a la hora de diseñar dicha estancia.

Las cocinas oscuras tienen un increíble aspecto visual y defienden una estética totalmente atemporal. La mezcla de tonos grises o negros con tonos beige o madera se consideran la base de una cocina elegante y con personalidad. Además, la madera es el mejor aliado para conseguir una cocina moderna, aparte de contrastar con los tonos oscuros y aportar luminosidad.

Aunque te pueda parecer que la estancia se te queda demasiado oscura, el truco está en incorporar una buena iluminación y aplicar algún que otro consejo.

 

Fotografia Profesional creada por Ad & FANCY

 

Lo primero que debes tener en cuenta para sacarle el máximo partido a la luminosidad de tu cocina, es aprovechar bien las horas de luz natural para sacarle el máximo partido a dicha estancia. Te recomendamos que estudies bien los puntos en los que la luz natural predomina para después incorporar de manera correcta y efectiva la luz artificial. Te aconsejamos que lo hagas a través de la colocación de luces led. Son fundamentales para aportar esa luminosidad que tanto piden las cocinas oscuras. Además, como ya hablamos con anterioridad en uno de nuestros posts, las luces led son la mejor opción para el cuidado del medio ambiente, aparte de una opción mucho más económica.

Por otro lado, te aconsejamos que incorpores las encimeras en colores claros. Aparte de crear un choque visual de colores, la luz rebotará con mayor intensidad creando, de este modo, una estancia mucho más acogedora y familiar.

No agobiar con la colocación de muchos muebles es otro de los consejos que te damos y que las cocinas oscuras agradecerán. El estilo minimalista en dichas cocinas también es un gran aliado para aportarte tranquilidad y contrarrestar la sensación de apabullamiento. De esta forma, esta tendencia potenciará la elegancia en su máximo esplendor.

Y, por último, te aportamos un dato que seguro te gustará. Las cocinas oscuras resisten las manchas y el polvo por más tiempo sin tener esa sensación de suciedad. Además, si pones esfuerzo en mantenerla siempre limpia y en orden, ¡parecerá que estrenas cocina todos los días! 

Cocinas negras

Las cocinas negras llegaron hace poco como tendencia con un futuro muy prometedor. El negro y su paleta de colores derivados vinieron para quedarse pero, ¿sabes cómo usarlo para lograr un resultado elegante y sofisticado?

Durante años han predominado en la decoración de nuestras cocinas los colores claros armonizados con madera y emulando un estilo nórdico. Con el tiempo, esto ha cambiado y ha ido evolucionando hacia una paleta mucho más oscura. Los interiores han comenzado a vestirse de tonos intensos, llamativos y atrevidos. Eso sí, las cocinas blancas no se quedan atrás, pero ya no serán las únicas.

El empleo de estas tonalidades puede representar una de las acciones decorativas más acertadas para incluir en un espacio como tu cocina. Pero has de saber cómo combinarlo para no conseguir que esta estancia cobre un sentimiento de agresividad, tristeza o pesimismo.

Defiéndelos de manera impecable para que luzcan en todo su esplendor y garanticen un equilibrio con el resto de los elementos. Esto último es muy importante en un momento en que la cocina es el corazón de la casa, adquiriendo más presencia y protagonismo que nunca, y siendo el lugar de reunión de toda la familia. 

Si eres amante del negro y los colores oscuros, desde Murelli Cucine te traemos consejos para conseguir una cocina oscura de diseño única.

Escoge el tono que más se adecúe a ti

Existen multitud de negros entre los que podrás elegir: azul muy oscuro, antracita o el negro más puro, son algunas de las opciones que más se solicitan. Para tu elección, lo mejor es hacerse con unas muestras cromáticas y probarlas in situ junto a accesorios, electrodomésticos y muebles auxiliares.

Dependiendo de la luz que entre en la estancia, los espacios que se encuentren alrededor o tus propias preferencias personales, te interesará un tono u otro.

También puedes seleccionar el acabado que más te interese: mate o con brillo. Entre las últimas tendencias, el color negro liso mate ha cobrado un protagonismo brutal, siempre y cuando contenga un acabado con tratamiento antihuella para que no sufras con la limpieza. Además de quedar increíble en cuanto a diseño se refiere, esta posibilidad te ofrece mantener la cocina en perfecto estado aún con el uso.

Juega con la iluminación

Como hemos comentado antes, las cocinas negras pueden llegar a tener mucha personalidad, pero has de tener en cuenta algunos factores como la iluminación para que no transmita un aire demasiado tétrico y oscuro.

Compensa el ambiente incluyendo detalles que aporten resquicios de luz. Si tienes un ventanal, nosotros siempre somos partidarios de sacarle el máximo provecho, dejando que entre la mayor cantidad de luz natural posible.

Por el contrario, puedes incluir luces led. Instala tiras de pequeños focos en los muebles e intenta colocar una vitrina, que al ser iluminada dará un efecto visual aún más agradable. En el techo, haz por situarlos estratégicamente para conseguir llenar toda la estancia de luz. 

Pretende aligerar la zona superior evitando colocar armarios altos. Es una buena solución para una cocina de color negro debido al peso visual que ya contiene dicha tonalidad.

Otro método para lograr mayor iluminación, es la inclusión de detalles en tonos brillantes que contrasten, como el metálico o el oro. Son una mezcla elegante y sofisticada que además regala una iluminación cálida. Para darte un ejemplo, no te costará combinar en una cocina negra la grifería y los pomos en el mismo acabado con un tono cobre o dorado. ¡Dará una nota diferenciadora y luminosa!

Fotografia Profesional creada por Ad & FANCY

Combinación con blanco

El impacto que logra la fusión del blanco y el negro es muy real. Por algo se suele decir que  los opuestos se atraen y, en este sentido encajan a la perfección. Puede suponer una muy buena opción si no te quieres comprometer mucho con los tonos oscuros. Es una fórmula intermedia que sigue transmitiendo amplitud y luz al mismo tiempo que vanguardia y elegancia. 

Puedes optar por pintar las paredes y los techos de blanco. De este modo, rebajarás la sensación de escasez de espacio, suponiendo una gran solución para cocinas pequeñas.

Otra sugerencia, es instalar sobre tu cocina negra una encimera blanca: un salpicadero blanco, o una combinación de muebles en dos tonos, son otras ideas usadas en las cocinas blancas y negras. En definitiva, la unión de gama de colores claros y oscuros, contrastan y dialogan al mismo tiempo.

Si estás planteándote el negro como color principal de tu cocina, este es el momento para hacerlo. No tengas miedo de arriesgar y ten en cuenta estos pequeños tips a la hora de decorarla. ¡Quedarás encantado!

Cocinas negras contemporáneas

Existen multitud de variantes para una cocina moderna en cuanto a la organización, los materiales a emplear o los colores entre los que se puede elegir. 

Para poder decantarte por una opción, lo primero que debes hacer es observar las características de la propia estancia. Los metros cuadrados de los que dispones, la forma que tenga o la cantidad la luz natural que reciba. También ha de ser acorde a tus gustos y al estilo decorativo que quieras emplear, totalmente opuesto o en relación con el que tenga el resto de la casa. Además debes tener el cuenta el modo en que utilizas la cocina, tus hábitos diarios y el tiempo que empleas en ella a la hora de decantarte por un diseño u otro para envolver dicha estancia. 

Respecto al color, algo de lo que venimos a hablaros hoy, hay múltiples opciones que son válidas para cocinas de características muy distintas o que respondan a estilos decorativos completamente dispares. También hay algunos colores que son una apuesta segura, que nunca pasan de moda, en contraposición a esas cocinas de colores llamativos que proliferaron hace unos años en estas estancias de muchos hogares. En la actualidad, esta tendencia ha perdido fuerza y vuelve el dominio de colores más atemporales y puros, como el color negro.

Cocinas modernas negras en su plenitud, con acabados mates, de estilos industriales, maridadas con madera o metales, … Todo vale para pasarse al lado oscuro y disfrutar de un poco de sofisticación, aunque sea en pequeños detalles.

Este color absorbe la luz sin miramientos, por lo que te aconsejamos usarlo en estancias grandes o al menos, bien iluminadas. Sin embargo, si tu cocina es más bien estrecha, pero eres amante de los acabados que este tono te ofrece, existen una serie de soluciones. Solo tienes que mezclar texturas y materiales para que tu cocina vibre y respire un poco de emoción.

Tu cocina pequeña en negro

Como comentábamos anteriormente, una cocina de espacio reducido y el color negro son compatibles. Y mucho más si cuentas con una cocina abierta al salón o comedor.

Desde Murelli Cucine te aconsejamos que intentes aportar a la estancia algo de calidez. Contrástala introduciendo elementos de materiales como la madera en la encimera, puertas de los armarios superiores, marcos de los electrodomésticos, …

Para añadir encanto, recurre a elementos e ideas decorativas más tradicionales como cazuelas y utensilios colgados del techo, cajas de madera y cestas de mimbre para guardar frutas y verduras, entre otros. 

Si no es suficiente y tu cocina todavía queda algo sobria y oscura, presta atención al suelo: uno de madera laminado te aportará la calidez que necesitas. Si no quieres emplear este material nuevamente, puedes elegir un suelo de microcemento o paneles negros para añadir un punto dramático. Aunque si con esta opción tu cocina se ve demasiado oscura, puedes incorporar una alfombra clásica o de fibras naturales para hacerlo aún más acogedor.

También puedes añadir módulos de vitrina para aligerar los frentes. De este modo, tendrás sensación de mayor ligereza, incluso con iluminación interior en el armario. ¡Un truco decorativo muy útil para espacios más pequeños!

fotos_cocinas_murelli_11232017_069

Combinación de negro y gris, la cocina más contemporánea

El estilo de los muebles aporta mucho al carácter decorativo que predomina en la cocina. La mayoría de las cocinas con muebles en color negro son rectilíneos, de frentes lisos y diseño moderno. 

Por ese motivo, la combinación con colores como el gris, que además se usa mucho en el diseño de espacios actuales, hace que sea una cocina contemporánea al 100%. 

Puedes incorporarlo en pequeños detalles como revestimientos de pared en este color, papel pintado, detalles en el pavimento y muebles oscuros, aunque sea en gris. Otra opción es lograr incorporar el gris con elementos de metal o de acero.

El negro da sobriedad y el acero, la acentúa aportando también un plus de funcionalidad. Si eres amante de cocinar, acertarás eligiendo este tipo de material puesto que te aporta un espacio higiénico y personal.

Equilibra y determina los acabados en mate o brillo, ya que un exceso por uno o por otro lado puede dar lugar a un efecto demasiado recargado. Compara todos los elementos de la cocina y valora tus opciones.

Combina con otros colores y patrones

Decantarse por el negro u otros oscuros en un espacio no quiere decir que todos los elementos tengan que ser de estos tonos, como has podido observar anteriormente con la opción que os hemos dado en color gris. Añadir puntos de interés en otros tonos o estampados en azulejos, puede marcar la diferencia.

Presta atención a la diversidad de texturas y materiales a tu disposición. Por ejemplo, los azulejos de metro brillantes agregan profundidad y textura, al igual que superponer varios materiales y acabados en el conjunto final para añadir dinamismo y una sensación pulida.

Mezcla colores, estilos y diseños para marcar la diferencia y combina con texturas naturales y acabados mate para fortificar su personalidad.

Un ejemplo es juntar el negro del mobiliario de la cocina con una encimera o una placa en mármol. Además de ofrecer una visión increíblemente sofisticada y de ensueño, constituyen superficies muy fáciles de limpiar.

En definitiva, si te gusta el negro como color para decorar tu cocina, presta atención a los pequeños detalles de la misma. Estos serán los que marquen la diferencia y le aporten ese estilo contemporáneo que buscas.

Cocinas blancas y negras II

Si estás pensando en reformar o redecorar tu cocina y no sabes por qué estilo decantarte, te proponemos las cocinas blancas y negras. Entre todas las opciones que hay en el mercado, sin duda, una de las mejores opciones es esta. A continuación, te vamos a contar argumentos suficientes para pensar que es la mejor decisión que puedes tomar con respecto al diseño de tu cocina. 

Una cocina en blanco y negro tiene esa mezcla de colores tan opuestos pero que se complementan tan bien aportando a dicha estancia todo lo que al otro le falta, creando así, una cocina llena de contraste, personalidad y modernidad. 

Una de las principales ventajas de esta tendencia es, que las cocinas blancas y negras son un clásico completamente atemporal que nunca pasa de moda. Con esta opción no tendrás la preocupación de si tu cocina sigue en tendencia o no, te aseguramos que siempre lo estará. 

Además, dicha tendencia es apta sea cual sea el tamaño de tu cocina. Eso sí, te recomendamos que, si el tamaño es más bien reducido optes por incorporar en mayor medida el color blanco y en menor escala el color negro. De esta forma, el color blanco predominará en tu cocina y hará que tu estancia tenga mayor sensación de amplitud y luminosidad. Si por el contrario los cm2 no son un problema en tu cocina, te aconsejamos que saques tu lado más creativo y combines los colores como más se adapten a tu personalidad y gusto personal. 

Por otro lado, si quisieras incorporar otro estilo aparte del nombrado anteriormente, no supondría ningún problema ya que, dichos colores y estilo encajan a la perfección con cualquier otro aportando así ese toque personal que hará que tu estancia se vea con mucha más personalidad. Cocinas tradicionales o actuales, cualquier estilo es válido cuando se trata de incorporar el blanco y el negro. 

fotos_cocinas_murelli_11232017_148

Como ya os hemos comentado anteriormente, si quieres ganar luminosidad y amplitud en tu cocina, te aconsejamos que el color predominante sea el blanco. Por otro lado, si eres de los que les gusta dicha tendencia pero piensa que las cocinas en blanco y negro tienen cierto aspecto frío, puedes incorporar otros materiales complementarios, como las baldosas hidráulicas en el suelo o parte de la pared. Otro material que también puedes incorporar es la madera. De esta forma, ganarás calidez y crearás una estancia más acogedora. 

Otra muy buena opción para romper la monotonía es la incorporación de otros colores a menor escala que los predominantes. Puedes hacerlo en muebles auxiliares como la mesa, las sillas, o en menor medida, en accesorios complementarios, como jarrones, vajilla o cestas.

fotos_cocinas_murelli_11232017_130

Sea cual sea tu elección, de lo que estamos 100% seguros es de que no te arrepentirás si decides incorporar dicha tendencia a tu cocina. Crearás una estancia con carácter a la par que elegante y señorial. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies