Consejos para conseguir una cocina funcional

Dicen que un tercio de nuestra vida la vivimos durmiendo. Es difícil de saber cuánto tiempo pasamos en la cocina, pero seguramente sea también un porcentaje destacable. La cocina es el corazón de la casa y ya no es sólo el lugar donde se preparan los alimentos. También compartimos muy buenos momentos en familia y con amigos. Queremos un lugar cómodo y práctico y por eso en una cocina la estética y el diseño no lo son todo. Hoy os traemos un par de consejos para conseguir una cocina bonita y funcional.

No te obsesiones con los armarios

Los vacíos nos dan pavor. Muchas veces tendemos a rellenar el espacio que nos sobra y a menudo pensamos que para llenar ese vacío del corazón hay que colocarle un armario. Los espacios vacíos pueden pincelarse con objetos más ligeros y menos agobiantes, como jarrones o lámparas, pero desde Murelli sabemos que los espacios vacíos no tienen por qué ser denostados. Estamos a favor de los armarios, sí, pero los necesarios.

Botón-quiero-una-cocina-2

Los materiales importan

Nos encanta cocinar, pero estamos convencidos de que ahorrar tiempo para limpiar después de dejarlo todo patas arriba nos facilitará mucho nuestra convivencia con nuestra querida cocina. Para ello, os aconsejamos un estilo minimalista, con texturas lisas. Los materiales más top para limpiar son el acero inoxidable, el cuarzo o el granito, este último destaca precisamente por su fácil mantenimiento. Los laminados y los azulejos son otra opción. Y, por supuesto, no olvidemos la vitrocerámica, porque hay algunas que se limpian mejor que otras.

WhatsApp-Image-2021-05-20-at-16.20.06-1

¡Integra tus electrodomésticos!

La funcionalidad también la encontramos en nuestra sensación de amplitud. Para conseguir una cocina más funcional, lo mejor es que puedas optar por los electrodomésticos integrados. Estos electrodomésticos se integran también en el diseño de la cocina que parece que están ausentes en ella. Algunos se camuflan también que el cocinero puede perder de vista la nevera.

¡Luces, maestro!

Como ya mencionamos en nuestro post anterior la iluminación es siempre importante. Y en esta ocasión no es para menos. Para hacer de nuestra cocina un espacio más funcional no debemos pasar por alto los interruptores. Colocarlos en sitios estratégicos de la cocina de forma que no te falte nunca ninguno, estés donde estés. Además, es conveniente que coloques pequeños focos de luz en las superficies en las que más tiempo dediquemos, bajo los muebles o encimeras altas.

Las encimeras a modo de barra son ideales como islas si tenemos espacio para ello y no queda todo demasiado abarrotado. Si nuestra cocina es pequeña, pero quieres un lugar en el que apoyarte de vez en cuando para desayunar o trabajar en momentos muy puntales, existen tablas plegables que se ocultan bajo algunos muebles de cocicna que podemos sacar y esconder cuando queramos a modo de «mesa de emergencias».

Como ya sabes, la distribución dependerá del tamaño y gusto. Si quieres que demos forma a tus ideas, ¡contáctanos!

Cómo elegir la iluminación de mi cocina

Si nos encontramos apagados de ideas a la hora de elegir la iluminación perfecta para nuestra cocina, en Murelli vamos a arrojar un poco de luz para que esta brille por sí sola. Debemos tener en cuenta que la iluminación en nuestras cocinas no es una cuestión baladí. Hay que tener en cuenta que invertimos mucho tiempo en ella, ya sea para cocinar y comer, estudiar, trabajar o incluso para ocasiones de ocio. No excederse con la luz y colocarla de manera funcional nos facilita el trabajo, disminuye el cansancio de la vista y favorece la higiene alimentaria que nos permite detectar mejor los rincones sucios que faltan por limpiar. Por eso tenemos que prestarle especial atención. 

Botón-quiero-una-cocina-1

¿Natural o artificial?

No te quedes sólo con una, realmente, ambas son igual de importantes. No podemos prescindir de la iluminación artificial ya que por la noche seguimos en ella —lo sabemos, es difícil despegarse de nuestra cocina—. 

En el caso de la iluminación natural, no importa tanto si tu cocina es grande o pequeña, si no la situación en la que te encuentres y el entorno que te rodea: edificios, árboles, avenidas… La orientación es determinante ya que una cocina más oscura debe ser reforzada urgentemente con luz artificial, incluso durante el día. Aún así, un pequeño truco que te ofrecemos desde Murelli si tu cocina no goza de mucha luz natural, es añadir una pared de cristal o una puerta corredera de este material para que entre luz desde otro rincón de la casa.

¿Fría o caliente?

Existe una regla clave para elegir una iluminación más fría o una más cálida: La iluminación blanca y fría la utilizaremos mejor para las áreas de trabajo. Podemos añadir focos de luz fría para cocinar o fregar los platos. Lo ideal es que estén incrustadas en el techo o en los armarios, sin estar suspendidas para ahorrar espacio. Por otro lado, la iluminación cálida es ideal para las zonas de descanso, ocio y disfrute, por ello si contamos con una cocina-comedor, esta es fantástica para que ilumine la mesa donde comemos. 

Barquillo-Doze-Cocina-2-1

Juega bien tus cartas

Los muebles y los colores son un punto que muchos pasan por alto, pero influyen bastante en la iluminación también. Según la posición y el lugar en el que coloquemos nuestros muebles, pueden proyectar sombras que seguramente queramos evitar. Por eso es importante aprovechar al máximo también la gama cromática de nuestras paredes, suelos, techos y muebles. Si empleamos colores oscuros y apagados, crearemos una sensación de cercanía, pero no vamos a aprovechar del todo la iluminación. Con tonos claros y luminosos, la luz brilla más y se produce una sensación de amplitud. En definitiva, se trata de buscar el equilibrio entre estos elementos para encontrar un tono de luz que realce los materiales y colores existentes.

Por último, y en nuestra opinión la mejor opción y la más cómoda, es optar por la iluminación regulable, donde elegimos el tono de luz y brillo para cada momento. La iluminación regulable no sólo te permite gestionar la intensidad de la luz, sino también el tono de la luz y su brillo. Todo ello dependerá de la actividad que estemos realizando y, por supuesto, de lo que más nos guste. Las luces LED son las más recomendables para la ilumunación del hogar. Destacan por su bajo consumo en luz y son las más idóneas para crear diferentes ambientes, colores y tonalidades. Si no tienes muy claro cuál es tu estilo, no dudes en contactar con nosotros para un asesoramiento más personalizado.

Cocinas rústicas y de madera

El frenesí de la ciudad y su estrés selvático nos obliga muchas veces a escapar de la vorágine urbana y asentarnos en el campo en busca de silencio y algo de paz. ¿Y si conseguimos traer el campo a nuestra casa? Hoy os hablamos de las cocinas rústicas y de madera y cómo podemos darle un toque más campestre a la nuestra. 

El estilo rústico destaca por su ambiente sencillo, acogedor y lleno de color. Os aconsejamos utilizar materiales nobles como la madera que nos transporten a la naturaleza y a la tierra de la que procedemos. Un gran punto a favor de estas cocinas es que no pasan nunca de moda —en el campo todo camina mucho más lento— y nos transmiten una sensación más familiar y cálida, a diferencia de un estilo más moderno, sobrio y frío. Además, es un estilo que luce por su versatilidad y que puede adaptarse muy bien a la personalidad de cada uno. 

La protagonista: la madera

La madera nos transporta a la piel rugosa de los árboles, a los troncos cortados para la leña y al pasado de los bosques. Es perfecta para cualquiera de sus acabados, ya sea en el suelo, en el techo, en las encimeras o como decoración. En la idea que nos imaginamos de una cocina rústica no puede faltar la madera. Aconsejamos maderas más claras, como la del pino o el arce que nos permitan generar luminosidad a la estancia. Es un material que combina perfecto con muebles blancos —siempre son un buen aliado— y con grandes cristaleras o ventanales. También recomendamos —no sólo por estética, sino también por cuidado del material— pulir o barnizar la madera. Una capa protectora siempre la ayudará para no acumular humedad. 

pexels-photo-2208891

Si no eres muy fan de la madera, pero quieres una cocina con estilo, los metales también son una buena opción. Una cocina rústica generalmente se engalana con acabados cobrizos y el galvanizado, tanto en el fregadero como en enseres que nos transportan a otros tiempos para recordarnos los utensilios que se usaban antiguamente. 

También nos gustan los materiales desnudos, al descubierto y sin máscaras, como el ladrillo sin adornos, otro material con el que podemos sacar mucho partido en las cocinas rústicas. Además, podemos combinarlo con azulejos de vidrio o con los materiales que antes mencionábamos para darle un toque campestre. 

Oye, que también los hay más atrevidos. El hormigón, que aparentemente es un material austero y anodino, resurge con mucha fuerza si lo juntamos con el ladrillo. Por último, pero no menos importante, la piedra, el fundamento de la tierra, el sostén de nuestro hogar, la piedra que conforma las casas de nuestros pueblos. Si vivimos en un piso, lo tenemos más complicado, pero siempre tenemos la opción de utilizar un papel de pared y que lo simule a la perfección. 

¡No te cortes con lo original!

Si somos más originales o extravagantes, podemos contar con el bambú —cuantos más materiales naturales, más nos acercaremos a este estilo— para decorar discretamente alguna pared. Fulgen muy bien cuando la pared es blanca y logra un efecto rústico, pero más moderno y minimalista. 

Botón-quiero-una-cocina

Otra opción es añadir decorados con acabados envejecidos —los hay que con el tiempo rejuvenecen— o clásicos. La restauración de muebles es una buena forma de ahorrar dinero y ser más sostenibles: mesas, sillas, cubertería, vajillas antiguas… Hay muchísimas opciones. 

En relación a los colores, si queremos algo más ligero y fluido, el color verde —para gustos las tonalidades— en algún tono pastel alicatado en baldosas. Si queremos algo que llame más la atención y avive nuestra cocina rústica también podemos usar el verde para las paredes.

Que la luz nos acompañe

Bendita la luz. Sin ella, no hay vida, y sin vida, no hay campo. Las casas rústicas se embellecen con grandes ventanales o cristaleras que dejan paso orgullosamente a la reina de la iluminación, la luz natural. Somos conscientes de que no todo el mundo goza de esta posibilidad, pero también estamos avisados de que la luz artificial puede hacer virguerías. En este caso, podemos utilizar lámparas colgantes con tulipas de mimbre o decantarnos por instalar lámparas con diseños industriales en acabados metálicos para dar variedad a nuestra composición más rústica. 

No te olvides de los detalles

Céntrate en unos buenos acabados y nunca te olvides de los detalles. Una casa rústica necesita poner mucho cuidado en las pequeñas cosas. Te recomendamos que los muebles de la cocina y las encimeras se revistan de cal para combinarlos con las puertas o pomos de madera. Además, podemos barnizarlos o darlo un efecto desgastado. 

También podemos hacer uso de unas cortinas de tela que cubran algún mueble a modo de puerta corredera o la decoración vertical de alacenas y vajilleros de platos con motivos florales. 

Si quieres un asesoramiento más personalizado que se adapte a tus gustos y necesidades, no dudes en contactar con Murelli

Las cocinas de estilo industrial siguen marcando tendencia

La decoración es la atención y el cuidado que ponemos en las cosas que nos rodean y que habitan con nosotros. Por eso es muy importante que sepamos elegir los estilos que mejor encajan con nuestra personalidad, especialmente cuando hablamos de cocinas. Las cocinas de estilo industrial o de estilo loft siguen siendo una tendencia irresistible para componer la cocina perfecta.

Esta tendencia nace en los suburbios neoyorquinos en los años 50, cuando las grandes naves industriales fueron transformadas en viviendas. Se caracteriza por la combinación y variedad de grises, acabados rectilíneos, sobrios y metálicos, y líneas minimalistas que aportan seriedad, robustez y profesionalismo.

Por el contrario, para generar contraste, destacan las paredes desgastadas con vigas vistosas que no se terminan de pulir, dejando entrever las regletas de las instalaciones y el tubo de aireación para reforzar la sensación de amplitud y transparencia, asemejándose a los edificios en construcción.

Botón-quiero-una-cocina

Arriesguémonos con otros colores que no sean los grises 

Uno de los materiales más comunes de las cocinas industriales es el acero inoxidable, un material  aséptico que muestra limpieza y novedad, y que busca imitar las grandes cocinas de la restauración. Una de las ventajas del acero es que acepta muchas combinaciones posibles. Por ejemplo, combina muy bien con el mármol, que también es un elemento frío y muy apto para nuestra cocina.

Sin embargo, las cocinas industriales tienen el riesgo de helarse demasiado, y es necesario aportar cercanía y calidez. Al tener una paleta de colores muy neutra, podemos arriesgarnos con la incorporación de otro color más rompedor. También se puede apostar por la madera en las encimeras y en algún frente mobiliario. 

Hay otras maneras de compensar el aire frío que transmiten las cocinas de estilo industrial. Por ejemplo, podemos añadir ramos de flores —no necesariamente tienen que ser reales— para dar vitalidad y fuerza a los grises. La decoración no sólo consiste en agradar a los ojos; es toda una experiencia. Por eso, puede ser muy interesante añadir plantas aromáticas —el laurel, el tomillo, la lavanda— para perfumar los grandes espacios y avivar la frialdad de los metales. Y, como no, siempre podremos contar con ellas para aderezar mejor nuestros platos. 

Fotografia Profesional creada por Ad & FANCY

La luz, un elemento clave para aportar calidez

La iluminación es otro aspecto clave en la composición de las cocinas industriales. Destacan las lámparas colgantes, con diseños elegantes y refinados para conseguir una mayor sensación de altitud y espacio. Es preferible una luz cálida para convertir el lugar en un espacio más acogedor. 

Un elemento fundamental de las cocinas industriales es el grifo extensible, con una manguera larga y flexible para limpiar los platos de forma más fácil. Este tipo de grifos dibujan una pincelada de modernidad a nuestra encimera y al conjunto de la cocina. No podemos olvidarnos de los armarios vintage, las mesas altas y los taburetes metálicos o de madera, para seguir fluyendo con el estilo loft con un toque vanguardista.

Por último, las cocinas de estilo industrial se llevan muy bien con los grandes ventanales, para que la luz pueda hacer su trabajo, reluciendo todos los elementos metálicos para que puedan brillar por sí mismos. Somos conscientes de que estas cocinas concilian muy bien con personas atrevidas y modernas, así que si quieres atreverte, en Murelli Cucine te ofrecemos una atención personalizada y te ayudaremos a descubrir el estilo que más se adecúa a ti. 

(Vídeo) Campanas extractoras en la cocina

Toda cocina tiene que contar con una campana extractora. Un elemento imprescindible para conseguir un hogar sin malos humos. Sin embargo, muchas veces se pasa por alto y se desconoce todas las opciones que hay, pero lo cierto es que existe todo un mundo de campanas extractoras por descubrir y conocer.

Te recomendamos que, antes de decantarte por la opción que crees que se adapta más a tu estancia y tu estilo de vida, estudies en profundidad todas las variaciones que puedes encontrar hoy en día en el mercado. 

Es así que, dependiendo de la tecnología que utilicen para eliminar los humos y los olores, estas se pueden clasificar en: 

Campanas de succión. Como su propio nombre indica, este tipo de campanas succiona o aspira todo tipo de olores, humos o gases enviándolos hacia el exterior a través de un tubo que conecta con la fachada de tu vivienda. 

Campanas de recirculación o filtro de carbono. Estas se diferencian de las campanas de succión que, en vez de expulsar los gases hacia el exterior, los depura a través de un filtro que se encarga de devolver el aire renovado a la cocina.

Fotografia Profesional creada por Ad & FANCY

Por otro lado, dependiendo de tus gustos, de la configuración de tu cocina y del espacio disponible, podrás elegir una campana con un diseño u otro. A continuación, os dejamos los más comunes. 

Campana integrable. Este tipo de campana es perfecta para todos aquellos que buscan una cocina sencilla ya que, de este modo la campana pasará totalmente desapercibida. Además, economizarás el espacio de dicha estancia dándole lugar y protagonismo a otro tipo de elementos. 

Campana decorativa de pared. Esta opción es para todos aquellos que quieren incorporar la campana como un elemento más de decoración ya que, salta a la vista y la puedes integrar de la manera que más te guste: horizontal, vertical o con forma de pirámide. 

Campana de techo. Si tienes una isla en la cocina, la única opción es colocar la campana en el techo encima de la placa de cocción.

Campana de encimera o telescópica. Como se puede intuir por su nombre, esta campana va oculta en la encimera. Es por ello, que resulta idónea para cocinas tipo ‘loft’ o americanas. Además, se caracteriza por ser muy silenciosa y elegante.

Y por último, pero igual de importante que la elección de la misma es que, una vez que te hayas decantado por una de las múltiples opciones, cuides su mantenimiento. Es muy importante que la proporciones la limpieza que necesita para mantener tu campana extractora como el primer día.

Diferentes opciones para crear la cocina de tus sueños

¿Estás pensando en reformar tu cocina o directamente crearla desde 0? Sabemos que decantarte por la opción correcta para conseguir la mejor cocina posible se vuelve una tarea difícil, así que te recomendamos que inviertas todo el tiempo necesario. Ten muy presente que será la estancia donde más tiempo pases de toda la casa.

Por ello, hoy os traemos diferentes opciones para ayudarte a elegir la mejor entre todas ellas y que puedas sacar el mayor partido a tu cocina si tienes en mente un cambio de aires.

Cocinas con isla, cocinas con office, espaciosas o estrechas, con un toque clásico o un ambiente más industrial o moderno… las opciones se multiplican en función del espacio del que disponemos para llevar a cabo una reforma en nuestra cocina.

A continuación, desde Murelli Cucine os dejamos algunas de las mejores distribuciones para adecuar la cocina de tus sueños al espacio del que dispones en el hogar:

Cocina con isla:

Sin duda es una de las opciones más vistosas que hay en el diseño de cocinas, además que gustan y encajan a la perfección. Si cuentas con un espacio de gran tamaño, la colocación de una isla en el centro del mismo permitirá crear varias distribuciones uniendo diferentes áreas y generando mayor sensación de amplitud. Además, una de las grandes ventajas de la isla es que se gana mucho espacio de trabajo, multiplicando las tareas que se pueden realizar en esta y generando mucha más vida a la estancia. ¡A nosotros personalmente esto nos encanta!

Cocina en ‘L’:

La formación de la cocina en ‘L’ es una de las opciones más solicitadas. La ‘L’ en esta estancia es perfecta para cualquier tipo de cocina ya que se adecúa a cualquier tamaño de cocina y ofrece una sensación de mayor apertura creando espacios más diáfanos. Permitiendo también una mejor movilidad. Además, si no cuentas con un espacio realmente reducido, este diseño te permite incorporar algún tipo de barra o mesa auxiliar que te permitirá realizar tus actividades diarias de una manera más funcional y cómoda.

Cocina en ‘U’:

Como en las cocinas en ‘L’, es, sin duda alguna otra de las opciones de distribución más utilizada. Ocupando con muebles y encimera tres de las paredes de la cocina, es una de las cocinas más funcionales que existen. De esta manera, se aprovecha el espacio de la mejor manera, adecuándose así a espacios amplios. Con esta organización, se permite una mejor movilidad y una mayor equidistancia de los electrodomésticos.

Cocina 1 Plano General (1)

Cocina en línea:

Este tipo de cocina es perfecta para espacios muy reducidos ya que solo ocupa una de las paredes de la sala. También es una opción muy utilizada para cocinas abiertas al salón, proporcionando una mayor sensación de amplitud y minimalismo. De este modo, el ambiente no quedará recargado y tendrás todo lo que necesitas en tu día a día.

Eso sí, si has elegido esta opción porque no cuentas con mucho espacio, tienes que tener en cuenta que la cocina en línea no permite que varias personas estén operando en la cocina al mismo tiempo, pero de esta forma sacarás el mayor jugo a la cocina. En este caso, recuerda: menos es más.

Cocina en paralelo:

Algo parecido a la cocina en línea le pasa a este estilo. Si dispones de una cocina alargada, dándote la opción de incorporar más mobiliario a dicha estancia, la colocación de la encimera y los muebles en paralelo es tu opción. De este modo, se crea un pasillo central, creando ese espacio de funcionalidad que todo el mundo busca para su cocina.

A la hora de elegir la mejor distribución y optimización del espacio para tu cocina todos soñamos con la cocina perfecta que esté hecha para nosotros. Si estudias todas las opciones a conciencia y empiezas a pensar en la distribución de esta, estamos seguros de que llegarás a crear la cocina que siempre has soñado.

Cocinas ‘de otra época’

Son infinidad los estilos que a día de hoy puedes incorporar en tu cocina pero, sin duda si tenemos que decantarnos por la tendencia que está más de moda que nunca en lo que a diseños personalizados en cocinas se refiere, son las cocinas vintage, clásicas, tradicionales. 

Un estilo del pasado que ha conseguido dar la vuelta para convertirse en algo moderno, funcional y que a todos nos encanta. Original, curioso y vistoso para que la cocina se convierta en el verdadero corazón de la casa y sea la envidia del resto de cocinas en tu círculo de familiares y amigos.

Desde Murelli Cucine, te damos las claves para sacar el máximo partido a una cocina de estilo vintage y conseguir un resultado óptimo. Colores, mobiliario, detalles y elementos para una cocina vintage de ‘10’.

Paleta de colores

La cocina estilo vintage se caracteriza por usar tonos blancos y colores pastel. También tonos grises si queremos un toque más rústico en lugar de la calidez que lleva por bandera. No obstante, la combinación de blancos con tonos claros logra su mayor exponencial en muebles y accesorios, donde conseguirán darle el toque antiguo que busca este estilo.

Pero, para los más atrevidos también tenemos buenas noticias y es que, la incorporación de colores más llamativos como un tono menta o amarillo, también está a la orden del día. Además, también podrás añadir el toque original a tu cocina introduciendo las baldosas hidráulicas que, a nosotros, personalmente nos encantan. 

Eso sí, en lo que a colores se refiere, no conviene tener un abanico demasiado amplio de los mismos y sí se debe apostar por una armonía y combinación acorde, pero muy efectiva en este tipo de cocinas. 

fotos_cocinas_murelli_11232017_050

Materiales que no pueden faltar

Las cocinas de estilo vintage tienen un mobiliario muy definido y marcado que nos hace retrotraernos a la época donde estas cocinas estaban en todos los hogares. Porque son cocinas clásicas y cálidas. Por ello, la predominancia en el mobiliario de un material como la madera, no podía faltar. Combinada con vidrio en armarios y vitrinas que permitan ver lo que hay en su interior, conseguiremos una cocina vintage de primera categoría.

Como complemento a este tipo de muebles, te recomendamos que optes por la incorporación de tiradores en línea con este estilo. Son un elemento fundamental de la tendencia vintage. Y es que, estos pequeños detalles son los que ayudan a potenciar y definir dicho estilo. Hay una gran variedad en cuanto a diseño se refiere. Puedes optar por tiradores de cuero, metal negro o metalizados con un aire ‘añejo’, entre muchos otros. 

Además, podemos ser más alegres y vistosos optando por la inclusión de estampados, sobre todo de estilo floral. Y es que las flores, ya sea en estampados, como reales son una de las señas de identidad vintage más reconocidas.

Más allá del mobiliario, debemos incluir este estilo en sillas y mesas, donde podemos optar por metales, cuero y tonos más ‘chillones’ que combinarán a la perfección.

Detalles al más puro estilo vintage

Si por algo se caracteriza el estilo vintage es por ser uno de los estilos con una sensación mayor de ‘hand-made’. Esto consigue que el espacio sea muy personal, definido y único. En este sentido, y para darle fuerza a este hecho, te aconsejamos que incluyas cosas hechas por ti mismo. Saca el manitas que llevas dentro e incluye detalles, accesorios o elementos que hayas fabricado, reparado o customizado tú. Cajas para guardar vajilla o cubiertos, elementos para colgar o colocar las tazas del desayuno… Infinidad de cosas con las que la cocina tendrá tu sello de autor.

Sin duda, las fibras y materiales naturales también son uno de los verdaderos protagonistas. Ante la posible frialdad que pueden aportar los muebles blancos o los metales, te recomendamos que contrarrestes este posible escenario con la incorporación dichos materiales. Una muy buena opción sería decantarte por las encimeras de madera, aportando ese toque cálido y familiar que tantas veces queremos conseguir. Pero, si lo que quieres es conseguir este mismo efecto, pero en menor medida, te aconsejamos que lo hagas a través de lámparas, cestos o cajas de mimbre donde además te resultarán de gran utilidad ayudándote a mantener el orden de tu cocina. 

Sin duda, no nos cabe duda de que es un estilo muy personal y acogedor con el que, a pesar de hablar de una cocina de otro siglo, estaremos más a la moda que nunca.

Cocinas al más puro estilo minimalista

El minimalismo es la tendencia a reducir todo a lo esencial. Trata de deshacerse de todo aquello que no es necesario en tu día a día y quedarte solo con lo que es realmente fundamental. Este término y tendencia, se aplica en muchos aspectos de la vida y, una vez más, también es llevado a la cocina. 

El minimalismo se incorpora en la cocina convirtiéndola en un espacio más de diseño como cualquier otra estancia de la casa. Esta tendencia se caracteriza por intentar crear espacios diáfanos, acompañado de mobiliario muy escaso pero funcional y generando una sensación de amplitud, orden y limpieza. 

Esta tendencia destaca principalmente por varios aspectos. Uno de ellos es la sencillez. Como hemos dicho con anterioridad, dicho estilo reduce todo a lo que es realmente esencial sin saturar la estancia. 

Otra de las características del minimalismo es la utilización de colores puros y líneas rectas. Blanco, beige y hasta negro, son colores totalmente idóneos para que tu cocina luzca con fuerza dicha tendencia. En cuanto a los muebles y los electrodomésticos, serán de los pocos objetos que tendrán protagonismo en tu cocina. Por lo tanto, deben seguir una estética lineal para conseguir que tu estancia se vea lo más limpia y relajada posible. 

Y, por último, pero no por ello menos importante, la funcionalidad. Sin duda es uno de los aspectos que más debes tener en cuenta si te decantas por incorporar esta tendencia. Asegúrate que todos los elementos que tengas en tu cocina te aporten algo positivo en tu día a día, y, sobre todo, que vayas a darle el suficiente uso como para mantenerlos. Además, la funcionalidad también es aplicada a la elección de los materiales que vestirán tu cocina. Tienes que tener en cuenta qué tipo de material te hará los días más fáciles. Nosotros lo tenemos claro… Sin duda uno de ellos sería el acero. 

Ahora que ya os hemos dicho cuáles son las principales características que componen una cocina minimalista, os vamos a hablar un poco más en profundidad de diferentes aspectos para que dicha estancia luzca con mucha más fuerza. 

Fotografia Profesional creada por Ad & FANCY

COLORES

Como os hemos nombrado unos párrafos más arriba, la incorporación de colores puros es fundamental. Blancos, negros, grises, marrones o beige son los colores más utilizados a la hora de llevar esta tendencia a la cocina. 

Una de las combinaciones más habituales es la del blanco y negro. De esta manera, tu estancia derrochará sensación de orden, serenidad y elegancia por todas sus esquinas. Por otro lado, el monocromatismo también es bastante habitual: un único color para el suelo, paredes y muebles, creando continuidad en el espacio además de dar sensación de amplitud y luminosidad. 

MOBILIARIO

El mobiliario también está ligado a la frase de: ‘reducir todo a lo esencial’, de hecho, esta frase la debes de tener muy presente en todos y cada uno de los aspectos a la hora de diseñar y decorar tu cocina. Escoge únicamente los muebles que sean totalmente necesarios. 

Su diseño debe ser lo más simple posible, con líneas rectas y puras, generando sensación de equilibrio, sobriedad y elegancia. Pero no debemos olvidarnos de la funcionalidad. Ten en cuenta que pasarás muchas horas en esta estancia, y no hay mejor sensación que tener una cocina funcional a la vez que con un diseño increíble adaptado a tu gusto y personalidad. 

En cuanto a los materiales, cobran especial protagonismo el acero o el cristal, ya que la sensación de luminosidad es mayor y el mantenimiento y limpieza mucho más fácil. Pero, si quieres aportar ese toque acogedor y familiar, puedes incorporar otro tipo de materiales como la madera, por ejemplo. 

ORGANIZACIÓN Y ORDEN

No paramos de repetiros que el principal objetivo del minimalismo es quedarse solo con aquello que realmente es necesario, pero, sabemos que algunos elementos extras son imprescindibles en nuestro día a día en la cocina. Por eso cobra especial importancia el orden y la organización en dicha estancia, y, sobre todo, en esta tendencia en general. 

La idea principal es que el número de muebles sea bastante reducido, así que, de lo que se trata es de sacar el máximo partido a cada uno de ellos. Aprovecha el espacio del que dispongas y sácale partido a cada rincón. Os recomendamos que os ayudéis con la multitud de elementos que hay en el mercado que ayudan a organizar armarios y cajones, para que de esta forma no se quede ningún espacio sin utilizar. 

En definitiva, las cocinas minimalistas imponen una estética seria con escasez de elementos decorativos y espacios elegantes y cómodos, aportando una gran sensación de amplitud, iluminación, orden y limpieza. 

De lo que estamos completamente seguros es que esta tendencia a conquistado de lleno la cocina. 

Murelli Cucine abre nuevas oficinas en Málaga

¡Hoy estamos de enhorabuena! No podemos estar más felices de poder anunciaros que Murelli Cucine abre nuevas oficinas en Málaga: calle Marqués de Larios, 4, puerta 211. Nos sentimos realmente afortunados de poder haceros partícipes de esta noticia tan importante para nosotros.

20200616_181716

Además de nuestro Showroom en Madrid, la nueva apertura en el sur de España, nos da la oportunidad de seguir en contacto directo con todos vosotros, atendiéndoos y asesorándoos personalmente para crear la cocina que siempre has soñado. 

20200616_182652
20200616_182107

Ven a vernos y te brindaremos las mejores soluciones a medida de la mano de todos nuestros profesionales para crear espacios únicos, especiales e irrepetibles. Los mejores técnicos e interioristas estarán siempre a vuestra disposición para crear una estancia llena de personalidad, adaptándose a la perfección a todo lo que tienes en mente. 

20200617_085933
20200617_090339

Calle Marqués de Larios, 4, puerta 211. 

El placer de vivir una cocina única

Las cocinas pequeñas no son un problema

La cocina es la estancia donde pasamos la mayoría de nuestro tiempo y, aunque nos gustaría que fuese todo lo amplia que quisiéramos, en muchos casos disponemos de un espacio más reducido. Es por ello, que debemos adaptarnos a las circunstancias y sacarle el máximo partido. 

No poder realizar todas las tareas de la cocina de forma cómoda y relajada, es una de las peores sensaciones que pueden hacer que no estés a gusto, además de poder llevarte a no querer pasar tiempo en tu propia cocina. 

Como estamos seguros de que no queréis pasar por esa sensación, a continuación, os vamos a contar pequeños ‘tips’ de cómo organizar y sacarle el máximo partido a una cocina pequeña. Además, os adelantamos que el espacio nunca ha sido una excusa para disfrutar de una cocina llena de diseño y personalidad, entre muchas otras cualidades que conseguirás si aprovechas y cuidas al detalle cada rincón. 

fotos_cocinas_murelli_11232017_060

Distribución

Lo primero en lo que tienes que invertir tiempo y estudiar al detalle es su distribución. Creemos que una cocina práctica y funcional es una de las cosas más importantes a tener en cuenta cuando empiezas a diseñar dicha estancia. 

Aquí no hay reglas escritas en cuanto a cómo organizar tu cocina, pero lo que sí es imprescindible es que aproveches todo el espacio disponible. Dependiendo de la forma que tenga tu cocina, te pedirá una distribución u otra: en L, en U, en línea, un solo frontal, … 

Ten en cuenta que si puedes prescindir de ellos, cuantos menos muebles más sensación de espacio tendrá tu cocina. Además, siempre podrás conseguir ese almacenamiento extra con otro tipo de muebles o baldas que desahoguen el espacio y aporten amplitud a tu cocina. 

Por otro lado, si tienes la opción y eres de los que les gusta conectar espacios, te recomendamos sin duda que unas la cocina junto con el salón. Es una de las mejores soluciones ya que consigues aumentar el espacio visual y las estancias se verán completamente integradas y con mucha más armonía. 

Muebles

A la hora de elegir la mejor opción en cuanto a los muebles de tú cocina, lo primero que debes evitar es el exceso de ellos ya que, hará que tu cocina se vea mucho más recargada. Incorpora los que sean realmente necesarios. 

Una vez que tengas esto presente, te recomendamos que te decantes por muebles sencillos y con líneas rectas y, a ser posible, en tonos claros. El color blanco es un perfecto aliado para aquellos casos en los que se quiere ganar amplitud y luminosidad. Además, el cristal también amplía espacio visualmente y aporta profundidad. Prueba a sustituir las puertas de los muebles por este material y verás que no nos equivocamos. 

Iluminación 

La iluminación es otro de los aspectos claves para que tu cocina se vea mucho más amplia. Lo primero que debes hacer es aprovechar y sacar el máximo partido a la luz natural. Aportará a tu cocina sensación de limpieza, orden, amplitud, y le dará ese aspecto hogareño que tanto nos gusta. 

Por otro lado, deberás complementarla con luz artificial para aquellos momentos que tengas que prescindir de la luz natural. Te recomendamos que tu cocina cuente con una luz general y reforzar alguna zona más concreta, como las áreas de trabajo. De esta forma, no tendrás que utilizar obligatoriamente la luz general si no es completamente necesaria. 

Orden

Y, por último, pero no por ello menos importante, es tener todo en orden. En este tipo de cocinas no hay demasiado hueco para demasiadas cosas, pero mucho menos para el desorden. Es un punto clave si quieres convertir esta estancia en una cocina funcional y acogedora a partes iguales. 

El orden debes mantenerlo tanto en el exterior, ya que si no desprendería sensación de agobio y la estancia se vería demasiado recargada, como en el interior. Mantener el orden en el interior de los muebles también es fundamental, al disponer de poco espacio tienes que crear ambientes que te faciliten el tiempo que pasarás en ella. 

De lo que estamos seguros es de que, si sigues estos pequeños consejos, crearás un ambiente especial y práctico.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies