La domótica llega a la cocina

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Fotografia Profesional creada por Ad & FANCY

Tenemos un smartphone, un smartwatch, una smart TV… Las smarthomes cada vez son más comunes, lo que demuestra la tecnología integrada en nuestras vidas ya no es ninguna novedad. Igual que al resto de la vivienda, la domótica llega a la cocina para hacernos la vida más sencilla ya que es uno de los lugares de la casa que más innovación permite.

La domótica es el uso de tecnología para controlar y automatizar la vivienda. Este sistema tiene muy diversas ventajas: desde el uso eficiente de energía, una mayor seguridad, control o una comunicación más directa entre el usuario y el sistema.

Ventajas de la domótica

Implementar la domótica en la cocina nos permite automatizar los electrodomésticos más utilizados de la casa, como el frigorífico, el lavaplatos o la vitrocerámica. Esto, además de aportar comodidad a una familia, también ayuda a ser más eficientes energéticamente, ya que somos capaces de controlar sin estar en casa lo que pasa en nuestra cocina.

Por ejemplo, ¿tienes una comida familiar y te falta dar un último toque de calor a la comida? Bien, mientras haces las compras de última hora puedes programar desde la aplicación de tu móvil cuando quieres que se encienda el horno, a qué temperatura, cuándo se apagará,… todo ello desde el supermercado.

Botón-quiero-una-cocina-2-1024×169-3

¿Dónde la puedo utilizar?

Este mismo ejemplo se aplica a otros electrodomésticos como el frigorífico. Gracias a este innovador sistema, podemos consultar qué tenemos almacenado sin la necesidad de abrir la puerta de la nevera, ahorrando así el frío. Además, muchos frigoríficos incluyen una cámara en su interior que se conecta con una aplicación que podemos consultar sin estar incluso en casa. ¿No sabes si quedan yogures? Te conectas y lo consultas desde el teléfono.

Otro electrodoméstico que se beneficia tremendamente de esta nueva tecnología es el lavaplatos. Podemos programarlo estando a kilómetros de distancia, que nos avise cuando la vajilla esté lista para guardar o incluso recibir alertas cuando los niveles de sal o abrillantador sean demasiado bajos.

Como estos ejemplos de electrodomésticos inteligentes hay cada vez más lavadoras, cafeteras, enchufes y bombillas, vitrocerámicas,… y seguro que veremos cada vez más según la tecnología vaya avanzando y descubriendo nuevas utilidades.

Fotografia Profesional creada por Ad & FANCY

¿Cómo ser más eficientes?

Desde luego una de las ventajas más sonadas de la que la domótica puede presumir sin tapujos es la de ser eficiente, ayudando así a las familias a ahorrar energía y dinero.

El hecho de poder consultar el estado de nuestros electrodomésticos nos permite poder encenderlos y apagarlos a nuestro gusto y, si estamos fuera de casa, podemos programar las funciones para que todo esté preparado a nuestra llegada.

Además, si tienes que cambiar el electrodoméstico en cuestión para poder beneficiarte de las ventajas de la domótica en una cocina, gracias a todo el ahorro energético, verás tu inversión amortizada en un periodo de tiempo muy breve.

Como ves, la domótica en el hogar llega para quedarse, y desde Murelli Cucine queremos aconsejaros para que vuestra cocina además de preciosa estéticamente sea práctica, moderna y eficiente.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

© 2021 MURELLI CUCINE S.L. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.