Ahorra en tu cocina con productos ecológicos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Barquillo Doze Cocina 1

Cuidar el medio ambiente es una tarea muy importante. Cambiando pequeños hábitos de nuestra vida podemos colaborar a cuidar nuestro planeta. Y qué mejor opción para ello, que comenzar por el corazón de nuestra propia casa: la cocina.

Desde Murelli Cucine, hoy os traemos una serie de alternativas y consejos que podrás aplicar para conseguir que tu cocina se convierta en una estancia comprometida con el medioambiente. De este modo disminuirás el consumo de plásticos, energía y residuos nocivos. ¡La Tierra lo agradecerá y tu bolsillo también!

Cambia de aliados

La primera opción que te traemos es la sustitución de algunos de los utensilios de cocina más habituales por otros más naturales.

Para limpiar tus verduras y vegetales o, si lo prefieres, para retirar la suciedad de tu vajilla, proponemos el uso de un cepillo de bambú. Puedes optar por otros similares de madera y de fibra de tampico. Traen múltiples beneficios como, por ejemplo, que son completamente biodegradables y su limpieza es muy sencilla; basta con hervirlo para eliminar los gérmenes.

Otra de las opciones que te recomendamos es sustituir las bayetas clásicas de microfibra por compostables fabricadas con algodón y celulosa. Están diseñadas a partir de materias primas renovables y son especialmente absorbentes, duraderas, y resistentes a rasgaduras y abrasiones. 

Por otro lado, si ha llegado el momento de reemplazar tu vieja sartén, elige una de cerámica, hierro, cobre o titanio. Son materiales mucho más respetuosos con el medio ambiente ya que no contienen teflón.

Pon la mesa con naturalidad

¿Qué tal acompañar tu mesa con una cubertería de madera 100% biodegradable? Cada vez se están haciendo más populares y nosotros creemos que son una opción ideal. También puedes añadir pajitas de acero inoxidable reutilizable, una perfecta alternativa sostenible a las pajitas de plástico de un sólo uso.

En el caso de que necesitases utilizar vajilla de un solo uso, te recomendamos las vajillas ecológicas. Hazte con una de platos fabricados de hoja de palma de Areca, ya que están libres de plástico y no llevan aditivos químicos. Además, son 100% biodegradables.

Por último, y para bordar tu mesa eco, opta por añadir servilletas de tela. No solo reducirás el gasto de papel en sí, sino que también evitarás su envoltorio y con ello, el plástico.

Almacenaje eco

La tarea de conservar tus alimentos tampoco es un problema a la hora de favorecer el medio ambiente.

Como primera opción, que seguramente ya conocerás, te proponemos que almacenes las legumbres, harinas o los azúcares en tarros de vidrio. Además de ser una buena solución que sustituye al plástico, aportará funcionalidad ya que podrás encontrar a simple vista lo que andas buscando.

Para envolver los alimentos o tapar algún cuenco o ensaladera, emplea envoltorios de cera de abeja. Tienen gran capacidad de conservación y, su característica más importante, son reutilizables.

Otra muy buena opción son las bolsas tipo red, que se han vuelto también muy útiles para guardar alimentos. Permiten circular el aire, manteniendo las piezas de fruta, las verduras o las hortalizas frescas durante mucho más tiempo.

Y, por último, y quizá el error más común que cometemos, es el de refrigerar el agua en botellas de plástico ya que causan un enorme impacto negativo en el medio ambiente. Te animamos a que lo hagas en una de vidrio o de acero inoxidable. Te durará mucho más tiempo además de ser mucho más recomendables para la salud.

fotos_cocinas_murelli_11232017_089

¿Qué hacer con tus residuos?

Recuerda siempre la regla de las 3 R: reducir, reutilizar y reciclar. Es tan importante reducir el consumo de algunos materiales como ser consciente de los que generamos.

El reciclaje en la cocina es fundamental. La cantidad de restos orgánicos que generamos es inmensa y la gestión de residuos de plástico no se suele llevar a cabo correctamente.

Como pequeño consejo para comenzar, te recomendamos que, en lugar de ir dejando el resto de comida en una bolsa de plástico, la tires en un pequeño cubo de residuos orgánicos.

Limpieza natural

Como ya sabéis, la cocina es una de las estancias en la que más suciedad se forma: a través de la comida, de los vapores que se producen, la grasa de los alimentos…

Para solventar este problema, existen numerosos productos que nos ayudan a conservar la limpieza de la misma. Bien es cierto que son muy abrasivos y que en ocasiones pueden soltar sustancias nocivas para tu salud. Sin embargo, la cocina es el lugar donde manipulamos nuestros alimentos y sin duda, queremos disminuir el uso de químicos.

Para evitar esta situación, te proponemos mantener tu cocina libre de bacterias con una limpieza ecológica a partir productos naturales. Limpia tu casa con compuestos menos agresivos para el planeta. 

Una sencilla propuesta: con ingredientes tan cotidianos como el vinagre y el bicarbonato puedes limpiar un sinfín de cosas. ¡Pruébalo!

La tecnología que ahorra

En cuanto a la tecnología, os dejamos unos pequeños consejos sobre cómo economizar recursos con los instrumentos y electrodomésticos de tu cocina.

Te sorprendería la cantidad de energía y agua que ahorran el lavavajillas y la lavadora cuando los pones a carga completa. Si lo haces de esta forma, reducirás hasta en un 50% el número de veces que te hará falta poner dichos electrodomésticos en funcionamiento. Por el contrario, si no te quedase otra alternativa que ponerlo a media carga, utiliza siempre los programas económicos.

Si tienes que renovar algún electrodoméstico apuesta por los más eficientes: de clase A+ o A++. Se estima que estos son los responsables del 40% del consumo energético, por lo que tomar una decisión acerca de estos electrodomésticos se vuelve una tarea muy importante.

Otra opción con la que quedarás más que satisfecho es la inclusión de termostatos programables. Es muy sencilla y económica, ya que te permiten adaptar la temperatura a tus hábitos y fijar a qué hora se encienden los radiadores.

Por último, una grifería termostática se convertirá en tu gran aliada. Invierte tan solo dos segundos en alcanzar la temperatura deseada, mientras que una bimando tarda casi un minuto. Esto supondría un ahorro de hasta unos 80.000 litros de agua al año.

En definitiva, cuidar del medioambiente es tarea de todos, y cualquier mínimo gesto vale para ser más responsables con nuestro planeta. El futuro está en nuestras manos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

© 2021 MURELLI CUCINE S.L. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.