Cocinas con colores neutros

Los colores neutros son una opción perfecta y apuesta segura para incorporar a la decoración de tu cocina. Son una muy interesante opción, ya que nunca pasan de moda y permite adaptarlos a cualquier estilo. Además, da protagonismo a otros elementos decorativos y son el lienzo perfecto para incorporar en menor medida otros colores y texturas complementarias.

Hablamos de los tonos blancos, beiges, grises y negros. Estos colores han formado parte de millones de hogares y cocinas durante mucho tiempo, y seguirán usurpando nuestras casas sin fecha de caducidad. Uno de los principales motivos son su sencillez, calidez y versatilidad.

Una combinación excepcional es incorporar otros materiales como el acero inoxidable o las maderas naturales. Son muy fáciles de combinar con cualquier color y perfecto para aquellos que no quieren arriesgar con otros colores más llamativos, pero sí para darle ese toque de personalidad y gusto personal.

Captura de pantalla 2019-10-04 a las 11.59.05

Los colores como el blanco o el beige no necesitan mucho más para demostrar todo el potencial que tienen. Transmiten sensación de orden y armonía además de calidez. Además, tienen gran versatilidad decorativamente hablando, pudiendo dar a tu cocina tradición y modernidad a partes iguales.

Ya vemos que con estos colores las posibilidades son infinitas, asique si lo que buscas es romper un poco con esa sintonía puedes acompañarlo de muebles con diseños originales o alguna pieza de otro color. Los colores pasteles son perfectos para combinar con los colores neutros, pero también para aquellos que les gusta arriesgar un poco más, también puedes barajar la posibilidad de incorporar colores como el azul turquesa o un rosa más llamativo.

En cuanto a los colores negros y grises, transmiten elegancia, paz y serenidad. Además, son colores que tienen las mismas posibilidades que los blancos y beiges. Sin duda, eso es la parte más positiva de los colores neutros, que concuerdan con cualquier estilo y posibilidad que te venga a la cabeza.

Otro factor a tener en cuenta es que son una alternativa económica para posibles remodelaciones posteriores, ya que podrás cambiar de estilo y colores complementarios las veces que quieras sin modificar la base de tu cocina. De esta forma ahorrarás ese pellizquito extra que viene tan bien cuando te metes en una reforma o redecoración.

Sin duda, esta tendencia es una opción perfecta. Solo hay que saber escoger las piezas y los colores que vas a incorporar. A partir de ahí, con tu toque personal todo irá rodado para que tu cocina se convierta en la que siempre has soñado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies