Abiertas o cerradas: ¿Cómo gestionas tu espacio en la cocina?

A la hora de pensar en cómo reformar o diseñar tu cocina, es normal que te empiecen a surgir infinidad de dudas al respecto. La primera decisión que debes tomar, antes de incluso pensar en qué estilo de cocina es el que pega más con tus gustos personales o cual va a ser la distribución de esta, es si quieres que tu cocina esté abierta o cerrada. 

Nos atreveríamos a decir que quizá es una de las decisiones más difíciles ya que ambas opciones tienen a mucha gente a favor y en contra, e incluso que ames y odies una sola opción a la vez por todos los pros y contras que trae consigo dichos conceptos. 

Con anterioridad y durante mucho tiempo, lo habitual y ‘normal’ era que la cocina estuviera cerrada, dejándola totalmente independiente del resto de la casa. Sin embargo, con el paso del tiempo, la opción de abrir el espacio y crear un único ambiente entre el salón, comedor y cocina se puso a la orden del día siendo una de las tendencias más vistas y utilizadas.

fotos_cocinas_murelli_11232017_055

Ahora bien, es normal que te surja la duda de si te decantas por la ‘clásica’ estructura de cocina cerrada o arriesgas con la cocina abierta al salón. Pero no siempre es blanco o negro. Por eso, os vamos a enumerar algunas de las opciones que podéis incorporar como parte de vuestro hogar, con sus ventajas e inconvenientes para que podáis tomar la decisión de una manera más sencilla.

COCINAS ABIERTAS

Aunque esta tendencia se incorpora en infinidad de casos, para una casa de tamaño reducido es sin duda la mejor opción. De lo que no cabe duda es que con la eliminación de los tabiques tu cocina se verá mucho más amplia. Eso sí, para que dichos ambientes convivan en armonía tendrás que jugar con la decoración de ambas estancias para que parezca una sola. 

Otra de las principales ventajas que tienen las cocinas abiertas es la luminosidad. De este modo, la luz fluye libremente por ambos espacios sin ninguna barrera que impida lo contrario. Además, otro punto positivo es que ganarás fluidez a la hora de realizar las tareas diarias y moverte por ambos espacios. Y otra cosa que nos gusta mucho y que creemos que fomenta es la vida familiar. Ya no habrá distancias para aquellos que estén realizando tareas diferentes.

Una de las cosas que te recomendamos es que incorpores muebles en colores neutros o blanco ya que aportarán todos los aspectos que hemos nombrado con anterioridad: armonía, luminosidad y sensación de amplitud. 

Como principal inconveniente, y uno de los pocos que tiene, es el traspaso de olores en la cocina al resto de la estancia. Pero esta circunstancia también es de fácil arreglo. Bastaría con una buena ventilación y una buena campana estractora.

COCINAS SEMIABIERTAS

Para los que siguen con dudas en si decantarse por una o por otra, esta es su mejor opción. Si te encanta el concepto de la cocina abierta, pero te tira un poco para atrás las desventajas que tiene, no dudes en que esta cocina está hecha para ti.

Las cocinas semiabiertas son la opción perfecta para tener todas las ventajas de las cocinas abiertas y a su vez, como ya os hemos dicho, evitar las desventajas. Además, hay varias opciones que puedes incorporar con esta opción. 

Una de ellas sería la colocación de varios tabiques de cristal dejando un espacio conector más reducido, dividiendo así un poco más las estancias. Otra opción sería la de tener una ventana con barra para conectar los dos ambientes pero de manera muy sutil, dejando las dos estancias completamente separadas pero con ese toque de conectividad. 

En definitiva, esta opción es perfecta si lo que quieres es llevarte lo mejor de cada concepto.

COCINAS CERRADAS

Esta última opción es para todo aquellos que ni se plantean la posibilidad de incorporar en su vida y su hogar una cocina ni semiabierta y mucho menos abierta, o que si se lo han planteado pero no ven la practicidad en ellas. 

Está claro que tener una cocina completamente independiente tiene sus ventajas tanto a nivel práctico como a nivel estético. 

Si la cocina está incorporada al salón o comedor tienes que tener especial cuidado en que siempre esté recogida y limpia sin posibilidad de despistes. Sin embargo, con esta opción, al estar cerrada, no perjudica a la estética del resto de la casa. 

Por otro lado, otro punto favorable es, que no debes guardar similitud estética ni armonía con el resto de las estancias. Al no estar conectadas puedes incluso incorporar varias tendencias y estilos totalmente diferentes además de jugar con los muebles. 

Y, por último, si los olores también entraban dentro de tus preocupaciones, estate tranquilo porque habrá muy pocas posibilidades de que los olores se extiendan por el resto de la casa. 

Colores neutros, la opción perfecta para integrar ambientes

Es una realidad que la tendencia de abrir espacios cada día está más presente en las opciones a considerar a la hora de elegir la cocina de tus sueños. La eliminación de tabiques y dejar los ambientes integrados es una buenísima opción para hacer que tu cocina se vea mucho más amplia.

Eso sí, aunque parezca una opción fácil, hay que tener presente las demás áreas para lograr que todos los ambientes que se integren lo hagan de una manera equilibrada y armoniosa. Y no tenemos ninguna duda de que la mejor solución a esto sea la incorporación de colores neutros.

Los colores neutros, aparte de generar mucha más amplitud y luminosidad visual, harán que tu espacio no se vea saturado y refrescarán completamente el ambiente. Además, conseguirán que dichos ambientes se integren a la perfección de una manera equitativa en todos los sentidos, conviviendo así armónicamente.

 

Captura de pantalla 2019-12-05 a las 13.32.45

 

Otro factor a tener muy en cuenta es que los colores neutros combinan y se adaptan a la perfección con cualquier estilo decorativo que tengas tanto en la cocina como en el salón. De esta forma, también te dará más campo para incorporar pequeños detalles de color en muebles o accesorios complementarios. Darás ese toque de alegría, además de combinar a la perfección con el resto de elementos sea cual sea su color.

También tenemos otra opción para todos aquellos que se suman a la tendencia de la eliminación de tabiques, pero que tampoco quieren tener todos los espacios abiertos. Esto tiene fácil solución. Pon divisiones sutiles creadas a través de la incorporación de pequeños muebles que delimiten las diferentes zonas. De esta manera, podrás separar dichos espacios de formas diferentes.

Una de ellas, y nos atreveríamos a decir que es la opción más común, es delimitar a modo de península la cocina y el comedor. Además, te servirá como barra para hacer desayunos, comidas rápidas o tomar algo con tus seres queridos mientras te acompañan cocinando. Y lo más importante es, que a su vez separarás ambos ambientes de una forma muy discreta.

Otra opción, es incorporar una mesa de comedor dentro del espacio de la cocina que también serviría para delimitar ambas zonas sin necesidad de incorporar una barra alta como acabamos de comentar. Es una manera más fácil de tener todos los beneficios que te aporta tener un espacio para comer y separar los ambientes a partes iguales.

Y, por último, y una de las opciones que más vistosa queda, es tener una puerta corredera de cristal. Es una solución diez para integrar los espacios e independizarlos cuando quieras o necesites. Darán a tu cocina un estilo y personalidad arrolladora, además de proporcionarte la opción de no transferir olores a la hora de cocinar ciertas recetas.

 

Captura de pantalla 2019-12-05 a las 13.33.28

 

Un tip decorativo que no podemos obviar y que es un complemento perfecto para darle un toque original y elegante a tu cocina, es el tema de la grifería. Deja de lado los grifos más comunes y arriésgate incorporando otros que tengan un aspecto más único, en color dorado o negro. Sin duda, no pasarán desapercibido y llevará a tu cocina a la tendencia más absoluta.

Cocinas abiertas

El concepto de la cocinas abiertas es una tendencia que vino hace ya algún tiempo. Son aquellas que no están delimitadas por cuatro paredes como estábamos acostumbrados a ver, sino que aprovechan una estancia más grande (normalmente suele ser el salón o comedor) para que estas estén integradas y conectadas con el resto del espacio.

Estamos convencidos de que este tipo de tendencia, o la amas o la odias. Sin lugar a duda, pensamos que puede proporcionar muchas ventajas. Aparte es una solución con un diseño más moderno y atractivo que una cocina independiente.

Con anterioridad, este tipo de cocinas se veían mayoritariamente en estudios o apartamentos con falta de espacio. Era una buena solución para ganar amplitud y combatir este inconveniente. Pero actualmente esta tendencia ha cambiado, ahora nos atreveríamos a decir que la podemos ver en gran parte de los hogares.

Algunas de sus ventajas

Una de las principales ventajas es la sensación de amplitud y espacio que esta proporciona, pudiéndole dar un aire completamente diferente. Otra gran ventaja es la luz natural. Esta fluye libremente por ambos ambientes. No cabe duda que una cocina abierta al salón siempre parecerá más grande y luminosa que si dispusiese de tabiques.

Un gran punto positivo, y estamos convencidos de que posiblemente puede ser el que más os guste, es que potencia la vida familiar. Esta tendencia promueve cocinar en compañía. Hace que las comidas con familiares o amigos sean aún más divertidas. Mientras que los ‘cocinillas’ estén haciendo de las suyas, no se sentirán solos. Podrán seguir acompañados de sus invitados, una buena conversación y una copa de vino. ¿Qué mejor plan que ese?.

También es una buena idea a la hora de agilizar las tareas domésticas, como poner o quitar la mesa, meter los platos en el lavavajillas, … este tipo de tareas que normalmente no nos apetecen hacer se llevarán de una forma mucho más amena en compañía de los tuyos.

Por otro lado, entendemos la preocupación que puede causar que estén las dos estancias de la casa conectadas a la hora de diferenciar los espacios. Sin embargo, si hacéis un uso inteligente de las dimensiones, los ambientes quedarán perfectamente ubicados. Esto se puede combatir jugando con la ubicación de las alfombras, colocando una mesa de comedor u optar por el sillón para separar espacios.

WhatsApp Image 2019-04-25 at 12.28.59-2

Surgen nuevas opciones: cocinas semiabiertas

Ahora es el turno de aquellos que no les termina de convencer este tipo de tendencia. Ya sea por los olores que puedan pasar de una estancia a otra a la hora de cocinar (que no hay una buena campana extractora o corriente de aire que no pueda arreglarlo) o porque tienes que ser excesivamente ordenado en la cocina para que no haya sensación de desorden.

Para todos ellos, desde Murelli Cucine, tenemos otra alternativa: las cocinas semiabiertas. Visualmente hacen el mismo efecto que las cocinas abiertas. Siguen dando sensación de amplitud y la luz natural fluye sin ningún impedimento, pero los inconvenientes de las cocinas abiertas disminuyen.

Para ello, te damos la opción de poner una pared acristalada con puerta corredera. Te aportará libertad de elección y serás tú el que decida en que situación tu cocina será una cocina abierta y en cuales será cerrada.

Otra opción que te aconsejamos si eres más de este segundo grupo es poner una barra que separe las dos estancias. Se puede aprovechar para los desayunos o comidas rápidas. Esta puede ir acompañada de una ventana de cristal articulada que podrás abrir y cerrar cuando creas preciso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies