El acero en la cocina: ventajas e inconvenientes

El acero es uno de los materiales más utilizados en la cocina. Encimeras, lavaplatos y elementos decorativos que aportan valor son en muchos casos fabricados con acero inoxidable.

Elegir el material de cada elemento en la cocina es muy importante. La gran variedad de ellos a los que nos enfrentamos y los diferentes estilos dificultan un poco esa tarea. Por eso es importante conocer las principales ventajas e inconvenientes que tienen a la hora de formar cada una de las partes de esta estancia en el hogar.

En este artículo de Murelli Cucine, te contamos porqué debes optar por este material:

1.- Resistencia: El acero inoxidable se caracteriza, ante todo por su resistencia. Cualquier golpe, el acero lo soporta perfectamente. Pero no solo los golpes, los cabios de temperatura bruscos, los recoge sin verse modificado.

Es ideal para cocinas donde la carga de trabajo es muy elevada. Al igual que, como comentábamos antes, en ollas, sartenes y demás utensilios de uso diario.

2.- Estético: El acero es un material muy elegante. Se amolda a casi cualquier escenario aportando mucho valor estético al resultado final. Por supuesto, consigue dar un toque vanguardista y moderno que permite convertirse en un elemento de distinción y exclusividad.

cuentacuentos2

Además, en contra del pensamiento mayoritario, no es una opción muy cara para utilizarlo en lugares de privilegio como la encimera.

3.- Limpieza: También se caracteriza por su facilidad en la limpieza. Con un simple trapo se elimina la suciedad rápidamente. En esta faceta debemos poner especial cuidado a la hora de secarlo correctamente; y es que el principal enemigo serán las marcas que se hagan en su superficie.

4.- Luminosidad: El reflejo del acero inoxidable aporta luminosidad y amplitud al espacio. De manera complementaria, utilizar una iluminación adecuada nos permitirá generar la sensación de una cocina más grande.

Aunque también te contamos algún que otro problema con el acero inoxidable. A pesar de ser un elemento muy resistente, son muy fáciles de arañar si se arrastran cargas de peso por encima.

Además, con el uso puede ir perdiendo progresivamente el brillo inicial tan característico, por lo que debemos ser conscientes y recuperarlo con la infinidad de productos de limpieza que existen para esta tarea.

Por último, existen dos inconvenientes a comentar: ruidoso y frío.

En primer lugar, cualquier golpe y choque en el acero suena demasiado y puede llegar a ser molesto. Por otro lado, su tonalidad y brillo, puede dar sensación de elegancia y modernidad, pero también de ambiente frío y poco dotado de personalidad. Dependerá de nosotros combinarlo de una manera adecuada para huir de esta imagen.

Frontales de Cocina: los mejores materiales para protegerla

En la cocina siempre debemos tener en cuenta varios factores a la hora de decantarnos por un elemento, un material o un electrodoméstico en particular. No solo vale que el estilo sea perfecto, que el color vaya en sintonía con el resto del mobiliario o encaje a la perfección por el espacio que existe en la estancia.

El factor estético y de diseño juega un papel fundamental, pero siempre debe estar acompañado del mantenimiento y de que soporte bien el trabajo que allí realicemos. Elegir el mejor revestimiento para, por ejemplo, el frontal de la cocina es importante para proteger una zona tan delicada y tan expuesta a manchas, humedad y/o grasa.

Desde Murelli Cucine, te presentamos algunas opciones para elegir el mejor revestimiento y tu cocina quede intacta y a salvo, alargando la vida de la estancia:

Si tu cocina respira vitalidad, originalidad y colorido, debes tener en cuenta que las paredes deben estar revestidas de pinturas acrílicas y/o plásticas. Conseguirás un acabado brillante que desatacara aún más el color.

Además, estos recubrimientos son perfectos ya que son resistentes al agua, a la humedad y la suciedad que se deposita en ella. Son muy fáciles de limpiar y con un cuidado mínimo, consigues alargar durante años la vida útil de esa pared.

3

¿Madera en la pila? Not bad…

Pero la pintura acrílica no es la única opción. Muchos descartan la madera por su ‘incompatibilidad’ en el trato diario con el agua y la humedad. No obstante, si hacemos la elección correcta, también puede suponer un buen material con el que conseguiremos un resultado muy vistoso y original.

En este caso debemos tener mucho cuidado. No vale cualquier madera. Debemos sellarla y revestirla de un material traslúcido que consiga mantenerla seca y, en todo momento, protegida de otros factores como la temperatura.

Algo parecido pasa con la piedra. Un elemento muy utilizado en la cocina por sus características y su resultado final tras su instalación. Un toque natural y muy vistoso con el que la estancia gana muchos, muchos puntos. Con la piedra, la zona se convertirá en el centro de todas las miradas.

Pizarra, granito o mármol son las preferidas para revestir la zona del ‘salpicadero’ y tenerlo a salvo de cualquier imprevisto. Si buscas un look naturalista o rural, esta es tu opción.

1

¿Tapices o vinilos?

Una vez tengamos la zona más comprometida ya decidida, debemos pasar a otras zonas. Zonas que sí necesitan protección, pero que están libres de agua, suciedad o humedad.

Para estos casos, los papeles tapiz son una alternativa muy elegante para dar un toque de distinción a la cocina. Según tus gustos, el papel puede tener un diseño u otro. No tiene porque asemejarse al clasicismo de otras épocas, sino que existen papeles con diseños innovadores que casan en cualquier ambiente.

Similar a lo que ocurre con los vinilos. Decorar una pared no ha sido tan fácil nunca como con la utilización de estos elementos en la vertical de nuestra cocina.

Un acero futurista

Pero volviendo a las zonas comprometidas, donde debemos poner más cuidado, existen más opciones: el acero es una de ellas.

Un revestimiento de acero inoxidable aportará un toque moderno, industrial, propio de ambientes minimalistas y futuristas. Las propiedades de este elemento lo hacen muy resistente y fácil de limpiar y tratar. Además, su combinación con colores y otras texturas lo hace una alternativa muy interesante para su uso en la cocina.

Elijamos el material que elijamos, lo que debemos tener claro es que debe ser estiloso y, siempre, una opción resistente y protegida ante todas las adversidades a las que se enfrenta en el día a día de una estancia como la cocina.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
logo-murelli-web_A

© 2019 MURELLI CUCINE S.L. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. |   POLITICA DE PRIVACIDAD   |   Diseño Web Madrid