Frontales de Cocina: los mejores materiales para protegerla

En la cocina siempre debemos tener en cuenta varios factores a la hora de decantarnos por un elemento, un material o un electrodoméstico en particular. No solo vale que el estilo sea perfecto, que el color vaya en sintonía con el resto del mobiliario o encaje a la perfección por el espacio que existe en la estancia.

El factor estético y de diseño juega un papel fundamental, pero siempre debe estar acompañado del mantenimiento y de que soporte bien el trabajo que allí realicemos. Elegir el mejor revestimiento para, por ejemplo, el frontal de la cocina es importante para proteger una zona tan delicada y tan expuesta a manchas, humedad y/o grasa.

Desde Murelli Cucine, te presentamos algunas opciones para elegir el mejor revestimiento y tu cocina quede intacta y a salvo, alargando la vida de la estancia:

Si tu cocina respira vitalidad, originalidad y colorido, debes tener en cuenta que las paredes deben estar revestidas de pinturas acrílicas y/o plásticas. Conseguirás un acabado brillante que desatacara aún más el color.

Además, estos recubrimientos son perfectos ya que son resistentes al agua, a la humedad y la suciedad que se deposita en ella. Son muy fáciles de limpiar y con un cuidado mínimo, consigues alargar durante años la vida útil de esa pared.

3

¿Madera en la pila? Not bad…

Pero la pintura acrílica no es la única opción. Muchos descartan la madera por su ‘incompatibilidad’ en el trato diario con el agua y la humedad. No obstante, si hacemos la elección correcta, también puede suponer un buen material con el que conseguiremos un resultado muy vistoso y original.

En este caso debemos tener mucho cuidado. No vale cualquier madera. Debemos sellarla y revestirla de un material traslúcido que consiga mantenerla seca y, en todo momento, protegida de otros factores como la temperatura.

Algo parecido pasa con la piedra. Un elemento muy utilizado en la cocina por sus características y su resultado final tras su instalación. Un toque natural y muy vistoso con el que la estancia gana muchos, muchos puntos. Con la piedra, la zona se convertirá en el centro de todas las miradas.

Pizarra, granito o mármol son las preferidas para revestir la zona del ‘salpicadero’ y tenerlo a salvo de cualquier imprevisto. Si buscas un look naturalista o rural, esta es tu opción.

1

¿Tapices o vinilos?

Una vez tengamos la zona más comprometida ya decidida, debemos pasar a otras zonas. Zonas que sí necesitan protección, pero que están libres de agua, suciedad o humedad.

Para estos casos, los papeles tapiz son una alternativa muy elegante para dar un toque de distinción a la cocina. Según tus gustos, el papel puede tener un diseño u otro. No tiene porque asemejarse al clasicismo de otras épocas, sino que existen papeles con diseños innovadores que casan en cualquier ambiente.

Similar a lo que ocurre con los vinilos. Decorar una pared no ha sido tan fácil nunca como con la utilización de estos elementos en la vertical de nuestra cocina.

Un acero futurista

Pero volviendo a las zonas comprometidas, donde debemos poner más cuidado, existen más opciones: el acero es una de ellas.

Un revestimiento de acero inoxidable aportará un toque moderno, industrial, propio de ambientes minimalistas y futuristas. Las propiedades de este elemento lo hacen muy resistente y fácil de limpiar y tratar. Además, su combinación con colores y otras texturas lo hace una alternativa muy interesante para su uso en la cocina.

Elijamos el material que elijamos, lo que debemos tener claro es que debe ser estiloso y, siempre, una opción resistente y protegida ante todas las adversidades a las que se enfrenta en el día a día de una estancia como la cocina.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies