El mármol, un material de lujo para la cocina

El mármol es un material natural formado a partir de rocas calizas que se somete a temperaturas elevadas y alcanza un alto grado de cristalización. Y tras un proceso de pulido por abrasión, dicho material alcanza un alto nivel de brillo natural.

Ahora sí, es cuando el mármol es introducido en la cocina como una de las principales tendencias de diseño, aportando elegancia y una grandísima estética a esta estancia. Es por eso, que los ambientes decorados con dicho material se han convertido en una de las primeras opciones de la lista a la hora de elegir y decantarte por el diseño de la cocina.

A decir verdad, el mármol siempre ha estado presente, pero desde hace unos años atrás hasta hoy es cuando mayor importancia ha cobrado. Esto demuestra que es una opción ideal para cualquier propuesta decorativa, pudiéndose adaptar perfectamente a cualquier estilo. Desde cocinas clásicas o rústicas, hasta industriales o modernas. 

Sus atractivos son infinitos, pero sin duda una de las ventajas principales que tiene dicho material es su exclusividad. Te aseguramos que ninguna cocina de mármol se va a parecer a la tuya debido a que, al ser un material natural te va a resultar imposible encontrar dos piezas iguales. Además, otra de las cualidades que le hace único es que existe en una gran variedad de colores y veteados, pudiendo elegir el que más se adapte al estilo de tu cocina y gusto personal. Otro aspecto importante es que, a medida que va pasando el tiempo, el mármol va ganando belleza debido a su envejecimiento natural.

Principalmente este material es utilizado para las superficies de trabajo, pero actualmente esto va mucho más allá y también podemos verlo como revestimiento de paredes, muebles e incluso en múltiples objetos de decoración.

fotos_cocinas_murelli_11232017_068

Aunque el mármol está disponible en una amplia gama de colores, pudiéndolo incorporar en tonos verdes, amarillos o azules, las últimas tendencias apuestan y giran en torno a colores más neutros, apostando por el blanco, gris o negro. 

Si decides incorporar el mármol en tonos blancos, tenemos que decirte que es una opción perfecta para implantarla en decoraciones monocromáticas o en aquellas en las que se busque contraste tanto de colores como de materiales. Sin embargo, si te decantases por los tonos oscuros y no quieres una cocina totalmente negra, te recomendamos que ‘rebajes’ la estancia con una gama de tonalidades más suaves para que el ambiente no se recargue demasiado. Eso sí, sea cual sea el color elegido, todos combinan a la perfección con muebles o superficies de madera. De esta forma, aportarán ese toque de calidez al ambiente que es totalmente necesario si quieres hacer que tu estancia sea aún más acogedora. 

En cuanto a las propiedades de dicho material, tiene una alta resistencia y una larga duración. Con lo cual, su vida útil es bastante elevada gracias a su composición. Un dato que va a agradar a cualquiera que quiera incorporar el mármol en su cocina, porque… ¿Quién no quiere que su cocina, una vez que decides invertir en el diseño de esta, le dure por un larguísimo periodo de tiempo? Creo que todos conocemos la respuesta… 

Además, también tiene una alta resistencia al calor. Esto es una gran ventaja para todos aquellos que quieran incorporarlo en las encimeras de su cocina. En infinidad de ocasiones, vamos a contrarreloj en las tareas del hogar y muchas veces dejamos sin ser conscientes una olla caliente sobre ella. Es aquí donde agradecerás haberte decantado por incorporar el mármol, ya que soportará el calor sin alterar su estética inicial. 

Aunque dicho material nos parece maravilloso y una muy buena opción de diseño, también tiene alguna desventaja y queremos poneros en antecedentes. El mármol es bastante sensible a las manchas, por lo que, para su correcta limpieza no podrás hacerlo con cualquier producto. Deberás hacerlo con una mezcla de bicarbonato de sodio y agua, y bajo ningún concepto utilizar productos abrasivos ni estropajos que puedan rallar su superficie.

Cocinas abiertas

El concepto de la cocinas abiertas es una tendencia que vino hace ya algún tiempo. Son aquellas que no están delimitadas por cuatro paredes como estábamos acostumbrados a ver, sino que aprovechan una estancia más grande (normalmente suele ser el salón o comedor) para que estas estén integradas y conectadas con el resto del espacio.

Estamos convencidos de que este tipo de tendencia, o la amas o la odias. Sin lugar a duda, pensamos que puede proporcionar muchas ventajas. Aparte es una solución con un diseño más moderno y atractivo que una cocina independiente.

Con anterioridad, este tipo de cocinas se veían mayoritariamente en estudios o apartamentos con falta de espacio. Era una buena solución para ganar amplitud y combatir este inconveniente. Pero actualmente esta tendencia ha cambiado, ahora nos atreveríamos a decir que la podemos ver en gran parte de los hogares.

Algunas de sus ventajas

Una de las principales ventajas es la sensación de amplitud y espacio que esta proporciona, pudiéndole dar un aire completamente diferente. Otra gran ventaja es la luz natural. Esta fluye libremente por ambos ambientes. No cabe duda que una cocina abierta al salón siempre parecerá más grande y luminosa que si dispusiese de tabiques.

Un gran punto positivo, y estamos convencidos de que posiblemente puede ser el que más os guste, es que potencia la vida familiar. Esta tendencia promueve cocinar en compañía. Hace que las comidas con familiares o amigos sean aún más divertidas. Mientras que los ‘cocinillas’ estén haciendo de las suyas, no se sentirán solos. Podrán seguir acompañados de sus invitados, una buena conversación y una copa de vino. ¿Qué mejor plan que ese?.

También es una buena idea a la hora de agilizar las tareas domésticas, como poner o quitar la mesa, meter los platos en el lavavajillas, … este tipo de tareas que normalmente no nos apetecen hacer se llevarán de una forma mucho más amena en compañía de los tuyos.

Por otro lado, entendemos la preocupación que puede causar que estén las dos estancias de la casa conectadas a la hora de diferenciar los espacios. Sin embargo, si hacéis un uso inteligente de las dimensiones, los ambientes quedarán perfectamente ubicados. Esto se puede combatir jugando con la ubicación de las alfombras, colocando una mesa de comedor u optar por el sillón para separar espacios.

WhatsApp Image 2019-04-25 at 12.28.59-2

Surgen nuevas opciones: cocinas semiabiertas

Ahora es el turno de aquellos que no les termina de convencer este tipo de tendencia. Ya sea por los olores que puedan pasar de una estancia a otra a la hora de cocinar (que no hay una buena campana extractora o corriente de aire que no pueda arreglarlo) o porque tienes que ser excesivamente ordenado en la cocina para que no haya sensación de desorden.

Para todos ellos, desde Murelli Cucine, tenemos otra alternativa: las cocinas semiabiertas. Visualmente hacen el mismo efecto que las cocinas abiertas. Siguen dando sensación de amplitud y la luz natural fluye sin ningún impedimento, pero los inconvenientes de las cocinas abiertas disminuyen.

Para ello, te damos la opción de poner una pared acristalada con puerta corredera. Te aportará libertad de elección y serás tú el que decida en que situación tu cocina será una cocina abierta y en cuales será cerrada.

Otra opción que te aconsejamos si eres más de este segundo grupo es poner una barra que separe las dos estancias. Se puede aprovechar para los desayunos o comidas rápidas. Esta puede ir acompañada de una ventana de cristal articulada que podrás abrir y cerrar cuando creas preciso.

Resurgen las baldosas hidráulicas, ¿A favor o en contra?

Estamos hartos de escuchar que todas las tendencias vuelven, y las tendencias en decoración no iban a ser menos. El regreso de las baldosas hidráulicas vuelve pisando fuerte, y esperemos que para quedarse.

Ahora, la primera pregunta que deberíamos hacernos es, ¿Por qué vuelve esta tendencia? Achacamos esta moda al afán por incorporar el estilo vintage en nuestros hogares y por el interés en recuperar las cosas antiguas. Y con este tipo de azulejos nos pasa lo mismo.

Aparecieron por primera vez a finales del siglo XIX y eran utilizados como pavimento en las construcciones hasta los años 60.  Se caracterizan por tener estampados y dibujos creando así originales mosaicos con un encanto único. Pero no sólo eso, y es que aparte de ser un increíble elemento decorativo para incorporar en tu cocina, son muy sólidas y resistentes.

Además, tenemos otra buena noticia, y es que el mantenimiento de este tipo de suelos es tan sencillo que te permitirá conservar el estado de los azulejos como si del primer día se tratara. Aquí te dejamos algunas ideas con las que no podrás decir que no a las últimas tendencias en decoración.

fotos_cocinas_murelli_11232017_061 (1)

El juego de las baldosas hidráulicas

No cabe duda que hay una infinidad de opciones para poder incorporar este tipo de tendencia. Cuenta con una gran variedad de diseños y colores. Solo así, nos permite encontrar una solución decorativa sea cual sea el estilo de tu cocina.

Así, desde Murelli Cucine te damos unas ideas complementarias que te ayudarán a introducir esta tendencia sin ningún tipo de impedimento.

Patchwork hidráulico

Esta tendencia consiste en incorporar estas baldosas combinándolas entre sí con distintos colores, formas y diseños sin importar si encajan entre ellas. Las posibilidades creativas en este tipo de técnica son infinitas. Sólo hace falta echarle un poco de imaginación o incluso colocarlas sin ningún tipo de sentido. De cualquier forma, conseguirás que tu estancia tenga un carácter diferenciador con un aspecto único y exclusivo.  

¿Total o parcial?

Otra de las tendencias es optar por ponerlas solo en algunas partes del suelo. Con ello conseguimos crear decoraciones sobre la superficie en la que queremos colocarlo.

Una de las ideas que proponemos sería combinarlo con la madera e incorporarlos en forma de cuadrado o rectángulo, recreando una alfombra hecha con el propio mosaico de azulejos. De esta manera se consigue un contraste de materiales y colores aportando a tu cocina un ambiente más original y distinguido. En definitiva, esta combinación tiene el éxito asegurado.

Pero esta tendencia no sólo sirve para el suelo

Cualquier rincón de la cocina es bueno para incorporar esta tendencia. Con esto puedes conseguir que tu estancia tenga una personalidad marcada rescatando un toque vintage.

Nos encanta el efecto que dan estos azulejos hidráulicos en el suelo. Pero no cabe duda que también es muy buena opción la incorporación de estos en algún otro elemento como puede ser en las paredes, revistiendo alguna mesa o encimera, o incluso para los más creativos llegar a usarlos como posavasos o salvamanteles.

Mezcla de estilos

Como ya hemos dicho con anterioridad, estas baldosas procedentes de finales del siglo XIX llegan a la actualidad. Muchos os preguntaréis cómo podemos adaptarlas con el mobiliario ‘moderno’que ya tenemos en nuestra cocina.

Esto no es ningún problema. Te aconsejamos que no tengas miedo a mezclar estilos. Aportarás un valor añadido recreando la esencia de otras épocas con un toque de actualidad.

Esta tendencia combina perfectamente sea cual sea el estilo de tu cocina, ya sea minimalista, industrial o clásica.

Cómo mantener y cuidar la encimera de la cocina

No cabe duda de que la cocina se ha convertido en el corazón de la casa y una parte importante de ella son las encimeras. Aunque estas suelen estar hechas de materiales resistentes no debemos olvidar que son la parte de la cocina que más sufre el paso del tiempo. Están continuamente expuestas a acciones que pueden dañarla, y es fundamental su mantenimiento y cuidado.

Desde Murelli Cucine te damos los consejos que no podrás dejar de lado para tener tu encimera impecable:

Consejos:

1.Hazte con una tabla de cortar

Aunque a priori nos pueda parecer que la encimera resiste todo, no es así. Si quieres mantener tu encimera como el primer día te aconsejamos que te hagas con una, ya que el uso continuado de utensilios de corte sobre esta puede ponerla en peligro y acabar dañándola.  

2. Evitar la colocación de temperaturas muy elevadas

Debemos proteger nuestra encimera cuando depositamos objetos calientes o los retiramos del fuego ya que la superficie podría dañarse e incluso llegar a agrietarse.

3. No repulir la encimera

Los materiales utilizados en la composición de las encimeras están fabricados con el fin de protegerla. De manera que si la volviésemos a pulir se perderían todas sus propiedades, además de dejarla totalmente opaca y sin brillo.

4. No utilizar elementos ni productos abrasivos para su limpieza

Si quieres que tu encimera luzca como el primer día es importante limpiarla de la manera menos agresiva. Te recomendamos que evites todo tipo de estropajos abrasivos o metálicos ya que llegarán a rayar tu encimera y la dejarán sin brillo. Otra parte importante son los productos utilizados, ya que se deben evitar todo tipo de productos agresivos de manera continuada. No hay de qué preocuparse, el agua caliente y el jabón son dos grandes aliados.

fotos_cocinas_murelli_11232017_050

¿Cómo cuidar tu encimera en función del material?

No obstante, no todas las encimeras se deberán cuidar igual, esto dependerá del tipo de material del que estén hechas. A continuación, os dejamos diferentes formas de hacerlo según su composición:

Encimeras de Silestone

Su material no es poroso, por ello lo más recomendable para este tipo de encimeras de Silestone es la utilización de agua y jabón neutro, evitando la lejía y desinfectantes ya que estas podrían acabar con su brillo o incluso, dañarlas.

Encimeras de Granito

Aunque este material es más resistente que el anterior debemos cuidarlo igualmente. Te recomendamos la utilización de agua tibia y jabón, ya que los desinfectantes o desengrasantes en su uso habitual y continuado podrían dañar la superficie. Lo mismo pasaría con los  elementos ácidos y alcalinos como el vinagre o el limón, por ello recomendamos que se mantengan alejados si no quieres que tu encimera de granito salga perjudicada.

Encimeras de Madera

Aunque a simple vista son las encimeras más vistosas estéticamente hablando, no debemos olvidar que son las más delicadas. La madera es muy sensible al agua y al calor, por eso debes evitar que se humedezca y dejar recipientes calientes sobre ella. Respecto a su limpieza, se deben utilizar productos específicos para este material, aunque con un trapo húmedo bastaría. Tampoco debes olvidar que cada dos o tres meses se tendrá que aplicar un aceite hidratante especial. Solo así, mantendremos la encimera en perfecto estado.

Encimeras de Acero

Sin ninguna duda es el material más resistente e higiénico para tu encimera, a parte de que soporta muy bien el calor. Para su limpieza recomendamos la utilización de un paño suave con agua y jabón. Los productos abrasivos o los estropajos rugosos podrían encargarse de eliminar su brillo natural y rayar la superficie de esta. Si por lo contrario las manchas están más incrustadas lo ideal será utilizar un poco de aceite para que te ayude a eliminarlas. De este modo tu encimera no sufrirá y mantendrá su aspecto como el primer día.

Encimeras Laminadas

Estas encimeras destacan por su buena relación calidad-precio. Además, gracias a su composición de materiales sintéticos se puede conseguir el acabado deseado y simular otros materiales naturales. No debemos olvidar que este tipo de material es muy sensible a la humedad y las altas temperaturas. La durabilidad de estas y su aspecto se deteriora antes. Para su limpieza diaria una bayeta húmeda será suficiente, pero si existen manchas más profundas lo acompañaremos con el detergente para limpiar los platos. De esta manera tu encimera quedará perfecta.

Consejos para alargar la vida de tus electrodomésticos

Las nuevas tecnologías han terminado por pasar a ser nuestro mejor aliado en cualquier ámbito de la cocina. Móviles y dispositivos conectados a internet para tener acceso a prácticamente cualquier cosa y desde cualquier lugar, en cualquier momento. En la cocina, la evolución ha ido prácticamente de la mano.

Y es que los nuevos elementos electrónicos en la cocina cada vez son más y nos facilitan todo lo posible nuestra labor en esta estancia de la casa. Elegir la mejor opción y darle un gran cuidado, conseguirá que alarguemos su vida el mayor tiempo posible, por lo que su uso será mayor y evitaremos gastar grandes cantidades de dinero cada poco tiempo.

Desde este blog te damos algunas claves y consejos para conseguir que todos los electrodomésticos; el frigorífico, el lavavajillas, el microondas o el robot de cocina duren el mayor tiempo posible:

Frigorífico

La nevera es un indispensable en la cocina. Para conseguir alargar su vida útil es necesario seguir varias pautas. Por un lado, es muy importante limpiar la parte trasera. Y es que en esa zona se acumulan pelusas y gran cantidad de polvo que termina por impedir el correcto funcionamiento del motor. También es aconsejable limpiar y revisar las juntas de la nevera que permiten y ayudan a mantener el aire fresco en su interior.

Además, prueba una vez al año a mover la nevera de su sitio más habitual y desenchúfala unos minutos. Aprovecha este momento para limpiar las bobinas para mejorar el rendimiento de la nevera.

Lavavajillas

Es esencial tener especial ojo con el filtro. Para ello límpialo cada uno o dos meses. Vigila, sobre todo, que no se acumulen restos de comida, con lo que la limpieza y el funcionamiento del aparato se vea mermado.

Cocina 1 Detalle Lavavajillas (2)

Microondas

Si quieres mejorar el día a día del microondas y alargar su vida, limpia la bandeja principal después de cada uso. Cualquier muestra de suciedad impedirá que caliente lo que debe y obligará al motor a hacer un trabajo extra para lograr su objetivo.

Horno

Otro de los elementos más importantes en una cocina. Debes ser constante y hacer una limpieza a fondo cada vez que lo uses. Cualquier resto de comida alojado en su interior puede quemarse en usos futuros y provocar humo, empeorando consigo el funcionamiento del electrodoméstico. De igual manera deberás limpiar el sistema de ventilación.

 Cafetera

Al igual que con el resto de elementos, el mejor funcionamiento de la cafetera llegará cuando cada vez que se use parezca nueva. Y esa cuestión va de la mano de la limpieza. Limpiar toda la cafetera, en especial el filtro con cada uso y hacer limpiezas a fondo cada mes ayudará a que la cafetera dure años y años a pleno rendimiento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies