La iluminación en el interior de los muebles de cocina, un aspecto fundamental

La cocina se ha convertido en una de las estancias más importantes y con más actividad de toda la casa. Por ello, la iluminación es un factor fundamental en este espacio.

Con anterioridad, las cocinas solían ser una zona destinada únicamente a la preparación de la comida. En la actualidad esto ha cambiado, ahora es una de las estancias más concurridas en la que se desarrollan todo tipo de actividades. Tales como desayunar o cenar en familia, disfrutar de un café o una merienda, cocinar recetas en compañía de los tuyos, ayudar a tus hijos con los deberes, …

Como veis, las actividades pueden ser de lo más variadas. Por esto es esencial tener la suficiente luz para realizar todas estas tareas con mayor confort y poder disfrutar al máximo de la estancia con más vida de toda la casa.

La cocina se divide en diferentes zonas que en la mayoría de los casos requieren iluminaciones diferentes. Lo primero, antes de decidir qué puntos de luz se instalarán, es importante que saquemos el máximo partido a la luz natural. Favorece su distribución por toda la estancia y aprovéchate del bien más preciado que tenemos.

Una vez que tengamos esto, debemos fijarnos bien en qué puntos estratégicos instalaremos la luz artificial. Un punto dónde es fundamental, haya o no haya luz natural, será la colocación de esta dentro de los muebles de la cocina.

La importancia de colocar luz en el interior de tus muebles de cocina

Esto es un asunto al cuál no se le da la importancia que se merece. Por lo general, se da por hecho que no es algo prioritario cuando diseñas tu cocina, pero esto es un gran error. El interior de los muebles de cocina no suele tener mucha luz y puede dificultar tu día a día. Colocar luz en el interior de estos de una manera eficiente te ayudará en tus tareas diarias.

A parte de la gran funcionalidad que te proporciona, también tiene su parte estética. Iluminar el interior de tus muebles le va a dar un toque más sofisticado y resplandeciente a tu estancia. Sacará a relucir tu vajilla y el resto de utensilios y harán que brillen con más fuerza. También, accederás de manera más fácil y cómoda a todo lo que tengas guardado, ganando fluidez a la hora de buscar.

Por último, esto también supone un punto a favor del ahorro. No tendrás que encender otras luces innecesarias para ver lo que hay en el interior del armario. Con la luz instalada en el interior de estos será suficiente, reduciendo así el consumo de energía.

Además, si eres de los que tiene las puertas de los muebles transparentes o traslúcidas, esta es tu iluminación. La luz saldrá hacia el exterior convirtiendo tu estancia en una zona más exclusiva. Iluminar tu cocina de una forma correcta puede conseguir que crees espacios más confortables y cálidos en los que te sientas más a gusto.

Pero la iluminación no sólo es importante en el interior de los muebles, donde cada vez está teniendo una mayor importancia y un mayor calado. Como ya hemos visto en multitud de ocasiones, la luz es un componente esencial a la hora de diseñar tu cocina.

Captura de pantalla 2019-06-06 a las 13.10.55

Dividimos los tipos de iluminación en tres ramas importantes:

Luz general

La cocina debe tener una luz que ilumine toda la estancia de manera uniforme y constante. Hay multitud de formas entre las que podrás elegir para instalar este tipo de iluminación, pero sin duda, te aconsejamos que optes por implantar la iluminación LED. Es una solución más sostenible y que te hará ahorrar en cada factura a final de mes.

Luz ambiental

Este tipo de iluminación consigue crear un ambiente agradable. Puedes utilizarla sola o reforzando su uso combinándola con otro tipo de luz. Utilízala encima de una isla, en el ‘office’, en una vitrina, … De cualquiera de las maneras, hará que te sientas más en casa que nunca.

Luz focalizada

Nos permite iluminar zonas concretas de manera independiente, ayudándonos a tener una visión más detallada sobre aquello en lo que estamos haciendo. De esta manera conseguiremos trabajar de una forma más segura y cómoda.

Iluminación LED, infinitas posibilidades para la cocina

La iluminación en la cocina es un aspecto clave a la hora de conseguir sacar el mayor partido al diseño final. En otros artículos hemos hablado de la importancia de que la cocina tenga una gran iluminación natural; no obstante, en este post hablamos de otros sistemas como las luces LED.

Las luces LED han ido ganando terreno en el mercado de la iluminación en el hogar hasta situarse como las auténticas reinas de la materia. Entre sus ventajas para este crecimiento e importancia siempre ha destacado el bajo consumo de luz y, sobre todo, el ahorro que mes tras mes suponen en la factura de la luz.

Además, este tipo de luces duran más que las convencionales, no emiten tanto calor y, su contaminación lumínica es menor. Por lo tanto, para el bolsillo de las familias son una opción muy interesante en la cocina ya que a largo y medio plazo suponen un gran ahorro.

Sin título1

No solo luz, también diseño y versatilidad

 Pero no solo son una magnífica opción lumínica -su principal función-. Las luces LED son un perfecto complemento en la decoración y el diseño de las cocinas. Nos permiten crear diferentes ambientes, y es que estas luces nos permiten cambiar colores, tonalidades e incluso la intensidad lumínica que queremos en la estancia.

Las luces LED destacan además por su flexibilidad lo que permite colocarlas casi en cualquier lugar de la cocina para crear el efecto que más nos guste y que más se adapte al estilo de nuestro hogar.

 Cajones y zona de trabajo son ‘lugares LED’

 Como comentamos, las luces LED destacan por su versatilidad en el uso. Pueden ocupar cualquier lugar de la cocina para jugar con sus ‘luces y sombras’; no obstante, consiguen un gran rendimiento en dos lugares:

Cajones y armarios: Su tamaño permite colocarlas en lugares pequeños y en cajones es perfecta para facilitar la búsqueda de cualquier objeto almacenado.

Zona de trabajo: Entre fogones también destaca. La posibilidad de modificar la intensidad de la luz con estos LED nos ayuda en la tarea de cocinar. No es baladí que una buena luz nos hará percibir los alimentos en todo su esplendor.

 Son luces que se adaptan a cualquier escenario dada su polivalencia. Eso hace que pueden iluminar un espacio más clásico y distinguido o amoldarse a otro más moderno y compacto, ya que su función, la cumple a la perfección.

Luz en la cocina, nuevas formas de iluminación

Otro de los aspectos más importantes para sacar el máximo partido al diseño y el estilo de tu cocina es la iluminación. Porque la iluminación cumple esa doble función. La cuestión práctica para ver mejor y poder trabajar sin problemas; y un aspecto más estético con el que se puede ‘jugar’ para crear una atmósfera muy especial.

Existen muchos tipos de iluminación en la cocina y cada uno se adapta de una forma u otra a cada estilo. Por eso, aquí en Murelli Cucine te damos algunos consejos para tener la mejor luz posible en tu cocina.

El primer consejo que daremos es un aspecto en el que hemos insistido mucho en este blog. Aprovecha al máximo toda la luz natural que puedas. Lo ideal es poder combinar luz natural y artificial. Por eso, si cuentas con grandes ventanales, no dificultes la entrada de la luz del exterior. La diversidad de matices que conseguirás hará que tu cocina sea ‘cambiante’ en función del día y será un lugar muy especial.

Además, debemos complementar con luz artificial. Para esta, existen diferentes tipos de iluminación en función del efecto que busquemos.

Si queremos una luz dirigida a un lugar en concreto, como la encimera o la placa de cocción, lo más aconsejable es un tipo de iluminación funcional. Unos focos son la mejor opción para concentrar la luz en una dirección.

Pero también podemos crear una atmósfera general para la cocina. De esta manera, podemos ambientar a nuestro gusto con luces más cálidas o frías, por lo que lámparas de techo o apliques en las paredes ayudan a ello. También plafones o luces en lugares lo más alto posible conseguirán que la cocina brille.

MURELLI

Campanas y armarios. ¡Que se haga la luz!

Una opción muy utilizada a la hora de iluminar la cocina es utilizar la campana extractora como lámpara. La campana siempre suele estar colocada en un lugar privilegiado. Una luz adecuada puede darnos un toque perfecto para ambientar esta estancia.

Una vez tengas decidida la iluminación de la cocina, puedes optar por colocar luces LED en armarios y cajones. De esta forma facilitaaremos la búsqueda de los diferentes utensilios.

Por las tareas que se realizan en la cocina, la iluminación no debe ser un tema que debamos pasar por alto. El juego de luces y sombras conseguirá que nuestra cocina sea única.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies