La importancia del ahorro energético en la cocina

La cocina es uno de los lugares de la casa donde más energía se consume en el día a día. El ahorro energético y hacer un consumo eficiente y responsable debe ser nuestra principal misión. Para ello, desde Murelli Cucine te damos pautas de comportamiento para llevar a cabo con éxito esta tarea.  

Los electrodomésticos (lavavajillas, microondas, nevera, horno, cafetera, robot de cocina), el friegaplatos o los fogones tienen un consumo constante y diario de energía que debemos controlar al máximo. Y es que un consumo responsable nos permitirá cuidar el Medio Ambiente y esto también se verá reflejado en nuestra factura a final de mes.

El ahorro energético depende de ti

A continuación, unos consejos para ahorrar energía en los electrodomésticos de la cocina:

Frigorífico: El electrodoméstico que está continuamente en funcionamiento y, por ende, consume más en la cocina. Se estima que solo este elemento se lleva el 30% de todo lo que se consume en el hogar. Por ello, es importante tenerlo abierto únicamente cuando vayamos a sacar o meter algo y que ese tiempo sea el menor posible. Además, es importante tener una nevera del tamaño adecuado.

Una nevera grande, pero prácticamente vacía, genera un gasto energético innecesario que podemos ahorrar.

Horno: Si no quieres perder más del 20% de la energía de consumo del horno una vez está caliente, evita abrirlo innecesariamente. Además, pon a calentar el horno cuando tengas dentro los alimentos y apágalo minutos antes. Cada minuto cuenta para ahorrar la máxima energía posible.

1

Cocina eléctrica: Si te decantas por las placas de inducción, eliges una opción más rápida y, sobre todo, más eficiente. Hasta un 20% menos de electricidad consumen si las comparamos con las vitrocerámicas convencionales. También es aconsejable que la apagues unos minutos antes de terminar de cocinar los alimentos. El calor residual terminará la cocción.

Y es que, en línea con este elemento, es necesario utilizar los utensilios de cocina correctos. Las tapas para sartenes y ollas pueden ahorrar hasta un 25%. Para ello debemos elegirlas de un tamaño adecuado y siempre igual que el de ollas y sartenes.

Lavavajillas: Es preferible utilizar este electrodoméstico que lavar a mano. Se pierde menos agua en el proceso y es más eficiente. No obstante, debes utilizarlo siempre que esté lleno y el programa se el más ecológico posible.

En definitiva, ahorrar energía depende de nosotros desde el primer momento. Ya cuando elegimos los electrodomésticos y utensilios hay que pensar en el ahorro energético. Para después, por supuesto, hacer el mejor uso posible.

El cuidado del Medio Ambiente depende de nosotros y cualquier acción es importante.

Frigoríficos para la cocina: todo lo que debes saber

El frigorífico es, quizás, el electrodoméstico más importante de la cocina. Uno de los pulmones de la estancia gracias al cual podemos conservar los alimentos que vamos a comer. Pero no cualquiera vale para nuestra cocina. El diseño, sus prestaciones y el uso que hagamos de él son tres aspectos clave para su elección.

Desde Murelli Cucine te enseñamos todo lo que debes saber para elegir el frigorífico correctamente:

La duración media de este electrodoméstico ronda los diez años y estará continuamente en funcionamiento por lo que es muy importante afinar al máximo la elección.

La primera cuestión que debemos contestar es la de saber el uso que vamos a hacer de él. El número de personas que viven en esa casa y la cantidad de comida que tendremos en su interior es clave para conseguir un consumo óptimo de energía. Se estima que el consumo eléctrico de este electrodoméstico supone de alrededor de un 30%. La elección de un buen frigorífico de calidad es importante.

En viviendas donde solo vive una persona será más adecuado tener un frigorífico de menor tamaño ya que le uso será menor. Por el contrario, en casas donde vive mucha gente o la familia es más numerosa, sí podemos optar por un frigorífico más grande.

Innova, diferénciate.  El frigorífico tiene vida

Una vez tengamos decidido el tamaño y resolvamos el consumo energético que haremos con él podemos pasar al siguiente tema. Es importante saber dónde colocarlo. Como ya hemos contado, junto a los fogones y el fregadero forman el triángulo mágico en la cocina y debe haber una distancia concreta entre estos elementos, los de más importancia para trabajar.

Con todo decidido, ya podemos pensar en el aspecto exterior. Un frigorífico, como parte esencial de la cocina, tiene vida propia en lo que a la estética del lugar se refiere. Esta circunstancia nos ofrece multitud de posibilidades para que el resultado final de la cocina sea perfecto.

fotos_cocinas_murelli_11232017_086

Primero podemos elegir su estructura: Podemos optar por un frigorífico de una o dos puertas, o innovar con un estilo más ‘americano’ en un ‘Side’ by ‘side’, francés o un típico ‘combi’.

En definitiva, multitud de opciones que se pueden ajustar a cualquier estilo de cocina. Para cocinas más clásicas, un exterior más convencional optando por otros materiales -maderas- en las puertas. O en estilos más modernos y dinámicos, opciones más coloridas y diferentes para dar un toque diferente que rompa con la regla general.

Tantas opciones tiene la nevera, que incluso podemos añadirle ‘extras’. Para aquellos que son unos verdaderos enamorados del buen vino podemos optar por añadir una vinoteca donde cuidar y mimar los mejores caldos de la casa.

En definitiva, un abanico casi infinito de posibilidades para que el frigorífico sea, como hemos dicho ya, uno de los pulmones de la cocina.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
logo-murelli-web_A

© 2019 MURELLI CUCINE S.L. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. |   POLITICA DE PRIVACIDAD   |   Diseño Web Madrid