Consejos para sacar el mayor partido a la cocina blanca

Desde Murelli Cucine, os traemos un nuevo vídeo en el que os contamos algunos consejos para sacarle el máximo partido a las cocinas blancas. Estamos seguros, de que si los sigues, crearás la cocina de tus sueños y serás la envidia de todos tus invitados. 

Las cocinas blancas no pasan de moda y nunca fallan. Son una apuesta segura, un espacio perfecto de equilibrio, frescura y armonía que se adapta a cualquier ambiente. 

Además, el color blanco potencia la luz mucho más que el resto de colores. La luz natural sobre tus muebles será única y permitirá una sensación espaciosa y cómoda. 

Captura-de-pantalla-2019-12-23-a-las-10.23.57

El color blanco no es sinónimo de aburrido, sino todo lo contrario. Este color combina a la perfección con el resto de tonalidades y consigue que todos los elementos complementarios resaltes por sus brillos y colores.

Si no te gusta una cocina uniforme opta por ‘jugar’ con los distintos materiales para darle un toque más personal. La madera o el granito son opciones muy interesantes para lograrlo.

Por otro lado, si eres de los que tiene una cocina pequeña, debes saber que no son un problema si das con la combinación correcta.

Crea la cocina de tus sueños, las cocinas blancas encajarán perfectamente con cualquier estilo: cocinas modernas, rústicas, nórdicas, clásicas, minimalistas, … todo depende, únicamente, de lo que más te guste. 

Cocinas estilo nórdico

El estilo nórdico, también llamado escandinavo, es una de las tendencias más populares del mundo. Dicho estilo es originario de Noruega, Suecia y Dinamarca y está considerado como práctico, sencillo y con un toque frío pero acogedor a la vez. ¿Te gusta la decoración en color blanco, líneas rectas y toques naturales? Entonces sin duda, este es tu estilo.

Si piensas en el estilo nórdico, lo más seguro que lo primero que se te venga a la mente sea el color blanco, ya que es el punto más destacable de esta tendencia. Este color priorizará en toda la cocina, pudiendo combinarlo con tonos en beige y grises. Y para los más arriesgados, o los que quieran romper con la armonía, pueden incorporar un toque de color oscuro, siendo la mejor opción el uso de este color en muebles de madera.

Pero, tener una cocina blanca no la transforma directamente en una cocina nórdica, se necesitan elementos adicionales para llevar esta tendencia a su máximo potencial.

Captura de pantalla 2019-10-31 a las 10.51.05

ELEMENTOS NATURALES

Los elementos naturales no pueden faltar en el estilo nórdico. La madera es el material que más se utiliza en esta tendencia, usándose en muebles y en accesorios de menor tamaño como sillas, lámparas, cuencos o menaje, entre tantas otras cosas.

Tampoco deberías olvidarte de incorporar plantas en rincones de la cocina, estanterías o en la mesa. Te proporcionarán color y darán ese toque de naturaleza y vida.

TEXTIL

Al ser este estilo originario de países fríos, los textiles son una parte fundamental en la decoración. Alfombras, mantas, cortinas y otras piezas que aporten calidez y comodidad a tu estancia. El cuero, pelo o lana gruesa en blanco, negros o incluso en colores llamativos son piezas que dan ese toque de estilo y personalidad.

LUZ NATURAL

La luz natural es también un factor importante en este estilo. Al ser el color blanco el que predomina en toda la estancia, ayuda a dar mayor sensación de amplitud y luminosidad, pero también es importante aprovechar al máximo la luz natural que entra por las ventanas. Se creará una atmosfera confortable y hogareña.

Para días en los que la luz brilla por su ausencia y noches, asegúrate de tener suficiente iluminación artificial, tanto directa como indirecta para suplir esa luz natural y crear la misma sensación acogedora.

ACCESORIOS

Los cuadros son elementos básicos en el estilo escandinavo, dando ese toque de color en las paredes blancas. Los marcos se suelen ver en tamaño grande, aunque también puedes mezclarlos con otros más pequeños y formar un collage, incluso apoyarlos en el suelo aportando ese toque moderno. Y lo mejor de todo es que los podrás mover o quitar cuando quieras sin necesidad de hacer agujeros en la pared.

 

En definitiva, el blanco es el compañero fiel de la tendencia nórdica y la base sobre la que jugar y diseñar. A raíz de ahí, todo lo que os hemos contado se puede ir añadiendo según los gustos y estilo de cada uno. Y lo que es imprescindible en una cocina de este estilo es tenerlo todo muy bien organizado y utilizar el espacio de la mejor manera posible.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies