Cocinas blancas y negras

¿Estás pensando en reformar o decorar tu cocina y no sabes por qué estilo decantarte? ¿Quieres una cocina moderna, con carácter y que nunca pase de moda? Entonces, de entre todas las opciones que reúnen estos requisitos, sin duda la mejor combinación es la del blanco y negro.

Una cocina en blanco y negro tiene la mezcla de colores perfecta. Dos colores tan opuestos que se complementan tan bien para aportar lo que el otro no tiene, creando así una estancia de contrastes, elegancia y con personalidad.

Es una cocina con mucha fuerza que se amolda perfectamente sea cual sea el tamaño de tu cocina. Es perfecta tanto para grandes espacios como para estancias pequeñas. Además, este estilo elegante y sofisticado encaja con cualquier estilo que tú quieras incorporar, pudiendo darle ese toque personal que tanto nos gusta.

Captura de pantalla 2019-09-26 a las 11.18.53

Desde Murelli Cucine, una cosa que te recomendamos es que el toque de color negro lo incorpores en los muebles. Dejando las zonas más predominantes de color blanco, como paredes y encimeras. De esta forma, aumentará la sensación de amplitud y parecerá una cocina mucho más luminosa sin dejar de lado el contraste de colores.

Si por el contrario, eres de los que piensa que una decoración monocromática puede resultar algo fría, puedes incorporar algún toque de color o combinar muebles con otros materiales como puede ser la madera. Creando una habitación que ganará calidez y vitalidad.

Una de las grandes ventajas del blanco y negro es que es fácil de combinar con cualquier otro color. De este modo, romperás con la monotonía del ambiente. Puedes hacerlo desde colores llamativos, como naranjas, azules o verdes, hasta tonos más relajados como el gris o cualquier color pastel. Lo que si te recomendamos es que no incorpores demasiados colores porque podrás llegar a recargar demasiado la estancia. Con pequeñas pinceladas para darle ese toque creativo será más que suficiente y tu cocina parecerá otra.

Por otro lado, aunque nos parezca un estilo fácil de incorporar y que no pasa de moda por ser moderno y sofisticado a la vez, para muchos es una opción arriesgada por el fuerte carácter que tiene. Si quieres sumarte a esta tendencia, pero en menor medida, puedes jugar con el color blanco incorporándolo en su totalidad y dejando el negro para complementos o muebles auxiliares. Uno de los factores positivos de hacerlo de esta forma es la fácil sustitución de un estilo nuevo cuando quieras darle otro aire a tu cocina.

Sin duda, elijas la opción que elijas, con la incorporación de ambos colores tu cocina será un lugar acogedor del que no querrás salir. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies