Cocinas blancas y negras II

Si estás pensando en reformar o redecorar tu cocina y no sabes por qué estilo decantarte, te proponemos las cocinas blancas y negras. Entre todas las opciones que hay en el mercado, sin duda, una de las mejores opciones es esta. A continuación, te vamos a contar argumentos suficientes para pensar que es la mejor decisión que puedes tomar con respecto al diseño de tu cocina. 

Una cocina en blanco y negro tiene esa mezcla de colores tan opuestos pero que se complementan tan bien aportando a dicha estancia todo lo que al otro le falta, creando así, una cocina llena de contraste, personalidad y modernidad. 

Una de las principales ventajas de esta tendencia es, que las cocinas blancas y negras son un clásico completamente atemporal que nunca pasa de moda. Con esta opción no tendrás la preocupación de si tu cocina sigue en tendencia o no, te aseguramos que siempre lo estará. 

Además, dicha tendencia es apta sea cual sea el tamaño de tu cocina. Eso sí, te recomendamos que, si el tamaño es más bien reducido optes por incorporar en mayor medida el color blanco y en menor escala el color negro. De esta forma, el color blanco predominará en tu cocina y hará que tu estancia tenga mayor sensación de amplitud y luminosidad. Si por el contrario los cm2 no son un problema en tu cocina, te aconsejamos que saques tu lado más creativo y combines los colores como más se adapten a tu personalidad y gusto personal. 

Por otro lado, si quisieras incorporar otro estilo aparte del nombrado anteriormente, no supondría ningún problema ya que, dichos colores y estilo encajan a la perfección con cualquier otro aportando así ese toque personal que hará que tu estancia se vea con mucha más personalidad. Cocinas tradicionales o actuales, cualquier estilo es válido cuando se trata de incorporar el blanco y el negro. 

fotos_cocinas_murelli_11232017_148

Como ya os hemos comentado anteriormente, si quieres ganar luminosidad y amplitud en tu cocina, te aconsejamos que el color predominante sea el blanco. Por otro lado, si eres de los que les gusta dicha tendencia pero piensa que las cocinas en blanco y negro tienen cierto aspecto frío, puedes incorporar otros materiales complementarios, como las baldosas hidráulicas en el suelo o parte de la pared. Otro material que también puedes incorporar es la madera. De esta forma, ganarás calidez y crearás una estancia más acogedora. 

Otra muy buena opción para romper la monotonía es la incorporación de otros colores a menor escala que los predominantes. Puedes hacerlo en muebles auxiliares como la mesa, las sillas, o en menor medida, en accesorios complementarios, como jarrones, vajilla o cestas.

fotos_cocinas_murelli_11232017_130

Sea cual sea tu elección, de lo que estamos 100% seguros es de que no te arrepentirás si decides incorporar dicha tendencia a tu cocina. Crearás una estancia con carácter a la par que elegante y señorial. 

Cocinas blancas y negras

¿Estás pensando en reformar o decorar tu cocina y no sabes por qué estilo decantarte? ¿Quieres una cocina moderna, con carácter y que nunca pase de moda? Entonces, de entre todas las opciones que reúnen estos requisitos, sin duda la mejor combinación es la del blanco y negro.

Una cocina en blanco y negro tiene la mezcla de colores perfecta. Dos colores tan opuestos que se complementan tan bien para aportar lo que el otro no tiene, creando así una estancia de contrastes, elegancia y con personalidad.

Es una cocina con mucha fuerza que se amolda perfectamente sea cual sea el tamaño de tu cocina. Es perfecta tanto para grandes espacios como para estancias pequeñas. Además, este estilo elegante y sofisticado encaja con cualquier estilo que tú quieras incorporar, pudiendo darle ese toque personal que tanto nos gusta.

Captura de pantalla 2019-09-26 a las 11.18.53

Desde Murelli Cucine, una cosa que te recomendamos es que el toque de color negro lo incorpores en los muebles. Dejando las zonas más predominantes de color blanco, como paredes y encimeras. De esta forma, aumentará la sensación de amplitud y parecerá una cocina mucho más luminosa sin dejar de lado el contraste de colores.

Si por el contrario, eres de los que piensa que una decoración monocromática puede resultar algo fría, puedes incorporar algún toque de color o combinar muebles con otros materiales como puede ser la madera. Creando una habitación que ganará calidez y vitalidad.

Una de las grandes ventajas del blanco y negro es que es fácil de combinar con cualquier otro color. De este modo, romperás con la monotonía del ambiente. Puedes hacerlo desde colores llamativos, como naranjas, azules o verdes, hasta tonos más relajados como el gris o cualquier color pastel. Lo que si te recomendamos es que no incorpores demasiados colores porque podrás llegar a recargar demasiado la estancia. Con pequeñas pinceladas para darle ese toque creativo será más que suficiente y tu cocina parecerá otra.

Por otro lado, aunque nos parezca un estilo fácil de incorporar y que no pasa de moda por ser moderno y sofisticado a la vez, para muchos es una opción arriesgada por el fuerte carácter que tiene. Si quieres sumarte a esta tendencia, pero en menor medida, puedes jugar con el color blanco incorporándolo en su totalidad y dejando el negro para complementos o muebles auxiliares. Uno de los factores positivos de hacerlo de esta forma es la fácil sustitución de un estilo nuevo cuando quieras darle otro aire a tu cocina.

Sin duda, elijas la opción que elijas, con la incorporación de ambos colores tu cocina será un lugar acogedor del que no querrás salir. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies